#EleccionesRegionales2021: en Twitter se protesta, no se vota

#EleccionesRegionales2021: en Twitter se protesta, no se vota

Publicado el 01 Dic 2021

La sociedad civil venezolana tuvo una participación casi nula en la conversación digital sobre las elecciones del 21N

El 21 de noviembre se realizaron las elecciones regionales y municipales en Venezuela; de acuerdo al primer boletín emitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), el oficialismo obtuvo 20 gobernaciones y la Alcaldía del municipio Libertador (Caracas), mientras que la oposición logró 3 gobernaciones. En el estado Barinas no se completó la totalización de votos debido a la pérdida de tres actas electorales y, tras una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, se repetirá el proceso electoral en esta entidad en enero de 2022. En esta también inhabilitaron al candidato opositor Freddy Superlano, quien ha estado protestando desde el 21N por la falta de resultados que podrían adjudicarle la gobernación.

 

En ProBox nos dedicamos a analizar la conversación sociopolítica en las tendencias de Twitter en Venezuela y Latinoamérica, determinando qué porcentaje de esta conversación ha sido realizada por usuarios reales y cuánto de esta fue manipulada por posibles cuentas automatizadas o bots; a pesar de que oficialmente la campaña electoral comenzó el 28 de octubre, en nuestro monitoreo registramos la primera etiqueta vinculada a los comicios en febrero de 2021.

 

Desde entonces y hasta el 22 de noviembre de 2021, un día después de la elección, registramos 103 tendencias electorales vs. 1.553 tendencias sociopolíticas relacionadas con otros temas en Twitter en Venezuela.

 

Nuestro observatorio de tendencias registró que únicamente se posicionaron 2 tendencias electorales promovidas por la sociedad civil desde febrero hasta el día siguiente a la elección. El segundo boletín emitido por el CNE reflejó que la abstención electoral el 21N fue de 57,74% a nivel nacional.

 

EL ROL DE LAS REDES SOCIALES Y EL REGRESO DE LA OBSERVACIÓN INTERNACIONAL

 

El nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) designado por la Asamblea Nacional electa en 2020 modificó la normativa de las campañas electorales, incluyendo también las plataformas digitales, instando a los candidatos a cumplir en el espacio digital el mismo criterio que aplica en las campañas tradicionales según la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre).

 

Esto quiere decir que en las redes sociales e internet en general, los entes estatales y funcionarios públicos no pueden promover candidaturas o partidos específicos; sin embargo, en esta investigación evidenciamos cómo el oficialismo utilizó canales y fondos del Estado para promover propaganda digital al PSUV y al Gran Polo Patriótico (GPP).

 

Además, luego de 15 años volvió al país una Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE-UE) para verificar las condiciones y el desarrollo de los comicios. El 23 de noviembre Isabel Santos, jefa de esta Misión, presentó el informe preliminar en el que destacó varias fallas en el proceso que incluyen el favoritismo al partido oficialista, así como la desconfianza de los ciudadanos en los medios tradicionales y el ascendente uso de medios digitales a raíz de la censura. Esto provocó que tanto Nicolás Maduro como otros miembros de su gabinete desestimaran el informe, tildando incluso a la Misión europea de ser “enemigos y espías”.

 

LA SOCIEDAD CIVIL Y SU MÍNIMA PARTICIPACIÓN EN LA ELECCIÓN

 

Entre el 01 de enero y el 28 de noviembre de 2021, registramos 344 tendencias impulsadas por la sociedad civil venezolana en Twitter y solo 2 hicieron referencia a los comicios. La primera fue posicionada el 03 de febrero, #TodaVzlaEligeCNE (alrededor de 1.650 tweets), haciendo alusión al anuncio de la Asamblea Nacional sobre la conformación del Comité de Postulaciones para elegir a las nuevas autoridades del CNE. La segunda impulsada el 09 de agosto con aproximadamente 4.700 tweets, #SeEstánMatando, advirtiendo sobre los reportes de enfrentamientos, descontento e irregularidades presentadas en las elecciones primarias del PSUV.

 

Las otras 342 etiquetas de protesta impulsadas por la sociedad civil venezolana no hablan de las elecciones, de hecho, la principal razón de las protestas digitales fueron las violaciones de derechos humanos (116 tendencias), seguidas por razones económicas (74 tendencias), fallas de servicios (43 tendencias) y temas de salud, especialmente sobre la pandemia (42 tendencias).

 

Una de las etiquetas con la mayor cantidad de mensajes promovida por la sociedad civil en el año fue #DejenEntrarLaVacuna, el 24 de marzo con alrededor de 63.100 tweets, exigiendo el acceso de vacunas y un plan de vacunación claro ante la reiteración del régimen de prohibir la entrada de la vacuna AstraZeneca al país, que sería enviada mediante el mecanismo COVAX. Al menos el 90,37% de estos mensajes fueron realizados por usuarios reales.

 

De acuerdo a los trending topics que lograron posicionarse sobre los comicios en Venezuela, no tenemos evidencia de la mayoría de la sociedad civil involucrándose en el debate político digital; pareciera que no existió una conexión entre la campaña electoral y la vinculación de los ciudadanos con esta, quienes estuvieron enfocados en organizarse a través de Twitter como ventana de expresión para el activismo digital, la protesta social en línea y la exigencia de sus derechos a través de etiquetas o hashtags.

 

De hecho, la etiqueta más repetida por la sociedad civil fue #SinLuz, posicionada al menos 26 veces reportando fallas en el servicio eléctrico en todo el territorio nacional. En promedio 97,13% de los mensajes en esta fueron realizados por usuarios reales, siendo una de las tendencias más orgánicas registradas durante el año.

 

REDES ANÓNIMAS INTENTARON MANIPULAR LA OPINIÓN PÚBLICA EN TWITTER

 

De acuerdo con nuestro registro, el oficialismo impulsó la mayor cantidad de tendencias y tweets electorales; omitiendo las normativas del CNE sobre el uso de recursos públicos para favorecer a un partido e incumpliendo las reglas de Twitter al utilizar entes estatales para promover su discurso en redes sociales. Las tendencias oficialistas generaron el 91,6% de los mensajes sobre los comicios en Twitter.

 

Identificamos que el segundo actor con mayor cantidad de etiquetas electorales posicionadas como tendencia en Venezuela fueron las Redes Anónimas: estas redes son grupos de usuarios sin identidad verificable, coordinados entre sí, que se dedican a difamar a líderes democráticos de oposición, desinformar sobre eventos en el país y realizar propaganda electoral e incluso comercial en la conversación sociopolítica venezolana de Twitter. Posicionaron 18 tendencias electorales y alrededor de 34.611 tweets, de los cuales en promedio el 29,89% fueron realizados por posibles bots o cuentas falsas.

 

09 de estas tendencias se dedicaron a promover a Leocenis García, fundador del movimiento político Prociudadanos, aspirante a la Alcaldía del Municipio Libertador; sin embargo, el 12 de noviembre declinó su candidatura a favor de Tomás Guanipa, candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

 

El resto de las tendencias electorales impulsadas por estas redes promovieron propaganda a favor de candidatos del PSUV (#JehysonPorMerida), simulaban apoyo a la MUD (#VotoMUD21N), buscaban incentivar el voto (#VotemosTodos21N), difamaron al candidato opositor por la gobernación de Miranda, David Uzcátegui (#UzcateguiDivisionista) y apoyaron a Javier Bertucci, actual diputado de la Asamblea Nacional que aspiraba la Gobernación del estado Carabobo por el partido político El Cambio (#BertucciEsUnidad).

 

Estas redes de “usuarios” coordinados entre sí eliminan sus mensajes una vez posicionada la etiqueta que desean promover, para no dejar registro público de esta actividad; lo que dificulta la obtención de la data necesaria para la medición de inorganicidad y tweets aproximados, violando la política relativa al spam y la manipulación de Twitter que establece que no puedes usar los servicios de Twitter con el propósito de amplificar o suprimir información de forma artificial, ni llevar a cabo acciones que manipulen u obstaculicen la experiencia de los usuarios en Twitter”.

 

 

Además de infringir las políticas de uso de Twitter, la eliminación de sus mensajes valida su comportamiento inauténtico y evidencia la organización detrás de estas.

 

Esto demuestra cómo mientras mientras la protesta social digital de los ciudadanos por sus derechos fue la temática con mayor cantidad de usuarios reales participando en ella; existieron conversaciones en redes sociales creadas de forma artificial, simulando ser personas reales con la intención de manipular la opinión pública a través de tendencias falsas en Twitter.

 

Por esta razón siempre recordamos: no todo lo masivo es real.

Ver todas las publicaciones
  • Otros contenidos relacionados

  • 01

    #LikesDeMentira: La manipulación detrás del supuesto baneo en redes a Maduro

    La nueva estrategia del régimen venezolano que busca viralizar la falsa censura en redes sociales

    Leer más
  • 02

    Sentencia a manifestantes de Nuevitas busca silenciar la protesta en redes sociales

    Las penas conjuntas contra 13 ciudadanos cubanos que protestaron en la calle, y en redes sociales por fallas de luz suman 138 años de cárcel.

    Leer más
  • 03

    La máquina del poder: cómo Maduro teje su red propagandística

    A pesar de que la oficialización de Maduro como candidato fue en marzo de 2024, desde 2023 empezó la promoción de su reelección

    Leer más
  • 04

    #BonoNoEsSalario: la exigencia ciudadana ignorada por Maduro

    Maduro se escuda en las sanciones para no aumentar el salario

    Leer más
  • 05

    Resistencia en las redes: La sociedad civil nicaragüense frente a la "Ley de Paz" de Ortega

    La respuesta por el 2018 es una "Ley de Paz"

    Leer más
  • 06

    Venezuela se incendia mientras el oficialismo responsabiliza al fascismo

    En alianza entre ProBox y Efecto Cocuyo

    Leer más
  • Suscríbete

    Suscríbete a nuestro informe semanal

    Suscríbete