Rusia y Venezuela: Aliados para desinformar

Rusia y Venezuela: Aliados para desinformar

Publicado el 12 Oct 2022

Investigación junto a Transparencia Venezuela, EsPajaVE y Cazadores de Fake News

Realizamos una investigación en alianza con Transparencia Venezuela, EsPajaVE y Cazadores de Fake News sobre las campañas de desinformación y propaganda entre Venezuela y Rusia:

 

La alianza entre Rusia y Venezuela trasciende a los corrillos diplomáticos, a las frías sedes de la Organización de las Naciones Unidas, va más allá de los fuertes militares donde los soldados venezolanos empuñan modernos armamentos rusos y sobrepasa el trabajo conjunto en los pozos petroleros. También, en términos de propaganda, hay un esfuerzo mancomunado.

 

Rusia no solo demuestra su interés de frenar el avance de Occidente en Europa del Este, lo que llama el “extranjero cercano”, también desea jugar fuerte en el área de influencia de los Estados Unidos: América Latina. Ya en 2008 en sus líneas estratégicas de política exterior, Rusia había manifestado su intención de darle mayor empuje a las relaciones globales con esta parte del mundo.

 

El documento de las líneas estratégicas destaca que la Federación Rusa procurará el “desarrollo de la integración regional y subregional en el área de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), en las regiones Euroatlántica y Asia-Pacífico, en África y América Latina”, dado que las asociaciones de integración están adquiriendo una importancia cada vez mayor en la economía mundial y emergen como un factor importante de la seguridad regional y subregional, incluidas las actividades de establecimiento de la paz” 1.

 

Este concepto fue actualizado en 2013, entonces ya se habla directamente de los países prioritarios en América Latina para sus intereses y se incorpora el tema “comunicaciones” como un ámbito fundamental 2.

 

Rafael Camargo Lima, explica en una revista sobre comunicaciones estratégicas de la OTAN (2019) 3, que “Las comunicaciones estratégicas se integraron en el tipo de estrategia de equilibrio que el Kremlin eligió emplear”. Añade que “la postura militar más agresiva de Rusia también dio lugar a comunicaciones estratégicas más ofensivas, armando la esfera de la información para fines militares y narrativas opuestas de Occidente”.

 

En 2008 ocurre la guerra entre Rusia con Georgia, una de sus exrepúblicas: El investigador Vladimir Rouvinski señala que la “cobertura de la guerra por parte de los medios de comunicación occidentales fue lo que tornó la victoria militar rusa en una derrota en términos de la opinión pública internacional” 4. (p 480)

 

A finales de ese año, el entonces presidente Dimitri Medvedev llega a Caracas para participar en la cumbre de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) y no solo le da su apoyo, sino que propone a su país como miembro asociado del ente multilateral, conformado por naciones de izquierda y liderado por La Habana y Caracas.

 

El apoyo ruso en el plano de las comunicaciones a los intereses de los gobiernos de izquierda no tendría que esperar mucho. En junio de 2009 el presidente de Honduras José Manuel Zelaya fue derrocado y la maquinaria diplomática del ALBA se pone en funcionamiento.

 

En Moscú, la Embajada de Cuba organizó una reunión de los embajadores del grupo ante Rusia, donde se le solicitaba a ese país su contribución para restaurar la democracia en Honduras. “Quizás no sea sorprendente, pero muchos medios de comunicación rusos informaron sobre la conferencia de prensa conjunta, así como sobre la Cumbre de Emergencia de ALBA en Managua. El servicio de noticias Russia Today ofreció una cobertura en profundidad, desde la perspectiva del ALBA, a medida que la historia se desarrollaba”, señala Rouvinski 4 (p. 484).

 

El investigador añade “Es difícil juzgar en qué medida la forma en que los medios de comunicación de masas en Rusia presentaron la cobertura de la crisis en Honduras podría haber animado a Chávez a tomar una decisión que Moscú ya había estado esperando por más de un año: un reconocimiento diplomático de los territorios bajo el ámbito ruso en el Cáucaso del Sur. En cualquier caso, las palabras tan esperada del ‘amigo Hugo’ se expresaron al fin, durante la visita de Chávez a Moscú en septiembre del 2009, cuando el presidente venezolano, ‘aprovechando la oportunidad’ anunció el reconocimiento por parte de su país” 4 (p. 484).

 

El apoyo comunicacional ruso para los intereses geoestratégicos de Venezuela en 2009 fue bien recibido en Caracas y sería solo el inicio de un trabajo conjunto en la materia.

 

Telesur: La artillería comunicacional

 

Venezuela ya había impulsado la creación de Telesur en 2005. Una iniciativa en la que se asociaron también Cuba, Nicaragua, Ecuador, Argentina y Uruguay, todos con gobiernos de izquierda. Chávez estaba convencido de la necesidad de contar con una “artillería” comunicacional que permitiera dar una mirada diferente de los procesos políticos de izquierda en el mundo y narrado en español 5.

 

En un principio el paradigma a seguir fue la cadena de noticias catarí Al Jazeera con la que se firmó un convenio en 2006, como admitió el primer presidente de Telesur, Andrés Izarra, al momento de la firma 6. Con el tiempo, Al Jazeera dejó de ser la referencia.

 

Una periodista que ocupó un cargo de dirección en Telesur y que prefiere conservar el anonimato, explica las razones por las cuales ambas cadenas se distanciaron. En 2011 Al Jazeera mostró en pantalla imágenes de la Plaza Verde de Trípoli supuestamente tomada por sectores opositores a Muamar Gadafi. Este hecho tuvo implicaciones importantes en el desarrollo del conflicto en ese país. Pero se demostró luego que aquello fue un montaje y así fue denunciado por Telesur y Rusia Today (RT). 7

 

“Al Jazeera tenía un posicionamiento y un respeto por parte del público latinoamericano. Telesur busca posicionarse en el conflicto de Libia, y lo logra gracias a ese montaje de Al Jazeera, que comienza a destronarse como medio de referencia”, explica la fuente.

 

Se inicia entonces un acercamiento comunicacional con Rusia, mientras los intereses de Putin y Chávez en el marco geopolítico y económico cada vez más coincidían. El exministro de comunicación Andrés Izarra, que dejó el cargo en 2012, confirma a través de un correo electrónico para esta investigación que el acercamiento con Russia Today se dio cuando ya él no tenía nexos con Telesur y mientras estuvo allí “la relación era mínima, casi nula”.

 

Nuestra fuente periodística con condición de anonimato trabajó hasta 2014 en Telesur y fue testigo de los inicios de los nexos con RT. “Telesur representaba el gran centro de acercamiento de otros países para llegar a América Latina. No había tanto un interés periodístico, sino por la construcción de la relación. De esta forma, Telesur sirvió de catapulta para la penetración de canales como RT o de medios árabes como Al Mayadeen”, explica.

 

Dice que lo llamativo es cómo estratégicamente RT pudo utilizar a Telesur para posicionarse en cuanto a contactos políticos, en medios y aparecer vinculado como si fuera el gran aliado de la cadena latinoamericana de noticias con base en Venezuela. Explica que Telesur, como compensación, recibía de RT cursos de capacitación y al funcionar como una agencia de noticias, les proveía de imágenes rusas. “Esos vínculos se fueron estrechando con el tiempo”, señala.

 

RT en Moscú

 

En Moscú, el trabajo de Russia Today tiene una dinámica particular. Lo importancia no parece ser tanto la verdad periodística, como la narrativa de acuerdo a los intereses del Kremlin.

 

Edgar Espinoza es un venezolano que trabajó entre septiembre de 2011 y septiembre de 2013 en las oficinas de Russia Today en Moscú y aceptó colaborar para esta investigación desde su residencia en España. Explica que “los gobiernos que tenían una afinidad con Vladimir Putin, tenían un mejor tratamiento a la hora de reflejar las noticias. Si ocurría algo negativo, trataban de darle un matiz un poco más positivo, de buscar otros expertos, personas o analistas para dar un punto de vista más favorable a esos gobiernos. Pasó con el caso de Venezuela con Chávez, Maduro, y con Argentina”.

 

Para obtener el tratamiento adecuado informativo no eran necesarias las reuniones editoriales donde se discutieran los ángulos de la noticia, bastaba con una política de reclutamiento y selección para contar con el personal apropiado que respondiera a sus intereses. “Estos canales como RT y Sputnik se forma en su mayoría por gente que no son periodistas. Son personas que tienen cierta lealtad y fidelidad hacia el gobierno y los ponen en esos puestos para que nada se les vaya de las manos, porque la prioridad es dar el punto de vista de Rusia. Hay chicos que estudian filología o economía y luego aprenden un poco de español e inmediatamente los ponen a trabajar como redactores o periodistas”, comenta Espinoza.

 

Comenta que en el tratamiento informativo hay una especie de contrato no escrito, “en el que se sabe que hablamos bien de los países que son afines a Rusia, y no tan bien de los gobiernos que critican a Rusia. Entonces, ya no hay que fijar una línea editorial directamente, sino simplemente todos la asumen”.

 

Visión del Kremlin en pantalla venezolana

 

En 2014 -ya fallecido Chávez y con Nicolás Maduro en el poder- ocurre la invasión de Crimea por parte de Rusia. En ese momento Telesur y Russia Today ya están alineados y comparten la misma narrativa de aquel evento.

 

Una nota de Telesur en la web dice sobre el tema: “Crimea y Rusia guardan una relación histórica y cultural de siglos, hecho que se vio reflejado en el resultado del referendo de 2014”, que originó la adhesión rusa de ese territorio 8.

 

Ese mismo año intercambian material: RT transmite el documental Mi amigo Hugo de Oliver Stone, sobre la vida de Chávez producido por la cadena latinoamericana; y Telesur emite el programa de producción rusa ¿Por qué?, sobre los bombardeos en Yugoslavia por parte de la OTAN en 1999.

 

Russia Today comienza a transmitirse en 2014 en Televisión Digital Abierta y a través de Directv, luego sería incorporado a la oferta de la cablera Inter, siempre en su paquete básico. Celebrando ese hecho, el presidente Nicolás Maduro le concede una entrevista a Eva Golinger, entonces corresponsal de RT en Caracas, en la que resaltó: «RT es una revolución en los procesos de cambio de los viejos esquemas comunicacionales en el mundo, como Telesur», afirmó 9. Dijo que RT y Telesur «Son como dos puntales que van señalando el camino de lo que debe ser la comunicación alternativa» 9.

 

Más de 90 operadoras de televisión por cable en todo el país le dan cabida a la señal de Russia Today, siendo la de mayor cobertura Inter. Simple TV lo ofrecía como parte de su parrilla a través del canal 709 pero en marzo de 2022 salió del aire, debido a la imposibilidad de utilizar satélites norteamericanos a causa de las sanciones impuestas al medio luego de la invasión rusa a Ucrania que fueron acatadas por la estadounidense Directv, proveedora de la señal que ofrece la cableoperadora venezolana 10.

 

Un informe de 2018 de la Corporación Rand estudia el rol de RT como parte de la estructura de propaganda rusa 11. En 2022 las sanciones norteamericanas respaldaron esa lectura, así como el Parlamento Europeo aprobó una resolución contra la cadena para prevenir la «desinformación venenosa y dañina en Europa» 12.

 

Acuerdos intergubernamentales

 

En el ámbito comunicacional las relaciones han continuado estrechándose. El 12 abril de 2021 se reunieron vía online las más altas autoridades en materia de comunicación de Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, y Granada para conversar sobre estrategias conjuntas de los integrantes del ALBA en esa materia. En ese sentido aprobaron “Establecer contactos y nuevas alianzas de colaboración con medios de países aliados, como Rusia, China, Irán, Turquía y otros, con miras a proyectar los logros de la Alianza en otras latitudes y dar a conocer nuestras realidades en el plano global” 13.

 

Siguiendo esas instrucciones, en octubre 2021 se establece un acuerdo interministerial en comunicaciones entre Rusia y Venezuela durante el desarrollo de la XV Comisión de Alto Nivel Rusia-Venezuela. Al término del encuentro el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela y el Ministerio de Desarrollo Digital, Comunicaciones y Medios de Comunicación de Rusia firmaron un memorando de entendimiento sobre la cooperación en el ámbito de comunicaciones masivas 14.

 

En 2022, desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, las narrativas rusas son replicadas en los medios de comunicación estatales venezolanos; con el uso de términos como “misión especial” en lugar de “invasión”, estigmatizando al gobierno ucraniano y ocultando las muertes de civiles ucranianos en la presentación de las noticias.

 

Análisis recientes demuestran que RT y Sputnik se alinearon con embajadas rusas en el mundo de habla hispana para amplificar la propaganda del Kremlin. Tanto los medios estatales rusos como sus misiones diplomáticas recurrieron a Telegram para promover la justificación bélica de Putin. Son hallazgos de un estudio publicado por DFR Lab del Atlantic Council en marzo de 2022 15.

 

Altavoces de Moscú y la simbiosis

 

En Venezuela los medios del sistema público se han convertido en habituales replicadores de los contenidos producidos por plataformas rusas. Piezas informativas de RT en Español son habitualmente utilizados en noticieros locales, particularmente de la estatal Venezolana de Televisión en horario meridiano, con presencia casi fija en la pantalla del «canal 8» entre 1 y 2 de la tarde entre dos y tres veces por semana, compartiendo horario con la emisión informativa de Telesur. También son usados como fuente predilecta para retratar eventos noticiosos de carácter internacional en noticieros propios pero que usan imágenes aportadas por la plataforma rusa.

 

En la pantalla del canal informativo del Estado venezolano además se usan contenidos de factura rusa en programas de opinión. Por ejemplo, en La Hojilla es habitual la lectura de titulares tomados del sitio web de ActualidadRT.com, a ritmo de al menos entre 3 y 5 por emisión en promedio, además de videos tomados de las emisiones informativas de ese canal, entre los meses de junio y julio de 2022 16. Asimismo, era habitual la inclusión del micro Ahí les va 17, que hasta mayo de ese año fue capitaneado por Inna Afinogenova, quien también se desempeñaba como subdirectora de la web del medio ruso en castellano.

 

Afinogenova fue tratada por el sistema de medios públicos como una estrella de la información «alternativa». Por ejemplo, el diario Últimas Noticias -cuya línea editorial está en sintonía con la narrativa oficial- aun en noviembre de 2020 la calificaba como «emperatriz» en una nota dedicada al impacto de la comentarista en la discusión sobre la vacuna Sputnik V 18.

 

Por otra parte, varios medios estatales le dan cabida a contenido ruso de distinto tipo, adaptados a los contenidos prometidos en su programación. Por ejemplo, los canales públicos VTV, TVes, Vive TV y Conciencia TV, así como la señal de TVepaco -cercana a las líneas editoriales oficialistas- han transmitido programas emblemáticos de RT no informativos como La Lista de Erick (de turismo, con episodios grabados en Venezuela) 19, Conversando con Correa (con el expresidente ecuatoriano), Tecnología en punta, El Zoom y Los Fixis, una serie infantil animada.

 

La narrativa y los nexos políticos

 

En el canal del estado venezolano, VTV, no solo han replicado los contenidos rusos, además acogen las narrativas en sus noticieros y programas informativos, de esta forma estigmatizan a las naciones con democracias liberales y cuyos gobiernos no se consideren aliados, pero sobre todo atacan al principal enemigo común: Estados Unidos, al que presentan como nación imperialista, de corte racista, explotadora de las naciones más pobres, mientras Rusia y sus aliados, formarían parte de las fuerzas progresistas que abogarían por los derechos de las clases trabajadoras.

 

Con Telesur, el trabajo mancomunado los llevó a crear un programa de transmisión conjunta con Russia Today, que lleva por nombre Venezuela y Rusia en la mira. “En el primer episodio de su proyecto conjunto, RT y el canal Telesur con la ayuda de reconocidos analistas internacionales revelan la otra cara de la moneda ofreciendo la información ocultada por grandes corporaciones mediáticas para disipar «la intoxicación informativa» divulgada por Occidente en contra de Rusia y Venezuela”, señaló la nota promocional del programa 20.

 

La relación entre el oficialismo venezolano y el canal RT ha quedado evidenciada no solo dentro de la pantalla. En el último lustro, los rostros de la noticia desde Caracas en ese canal han sido las periodistas Jessica Sosa y Érika Ortega Sanoja, ambas fueron integrantes de Venezolana de Televisión y Radio Nacional de Venezuela.

 

En el caso de Ortega Sanoja, fue electa como diputada suplente por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela en 2015. En 2016 asumió el rol de corresponsal en Venezuela de RT, sin dar a conocer públicamente su renuncia a la representación parlamentaria. Entonces se inauguró su perfil en el sitio web del canal ruso donde afirmaba: «Ejercer el periodismo en esta importante cadena es formar parte, como decía el Libertador Simón Bolívar, de la ‘artillería del pensamiento’” 21.

 

Las transmisiones desde Caracas de RT se producen principalmente desde la sede en la capital venezolana de Telesur, ubicada en la urbanización Boleíta Norte.

 

La desinformación de guerra

 

El 24 de febrero de 2022, Rusia inició formalmente una largamente temida operación militar en suelo de Ucrania —una exrepública soviética de gobierno pro-occidental— con el presunto objetivo de «defender» a la minoría étnica rusa de ese país, según Vladimir Putin. Desde entonces, el aparato comunicacional del Estado venezolano ha estado al servicio de la propaganda impulsada desde el Kremlin, o que beneficia sus esfuerzos bélicos.

 

El primer día de la invasión, Freddy Ñánez, ministro de Información del gobierno de Nicolás Maduro, publicó una serie de mensajes que replicaron los puntos de propaganda de la narrativa rusa sobre la operación militar en territorio ucraniano, como parte de un hilo de publicaciones en su cuenta de Twitter @luchaalmada 22. Entonces afirmó: «Esta operación militar no representa ninguna amenaza para la población civil de ese país».

 

Ese mismo día, el portal español El País publicó que «las bajas civiles (en Ucrania) llegan a la treintena, según datos de la agencia Efe: cuatro civiles han muerto en un ataque en la región de Donetsk y al menos 22 en un ataque aéreo ruso perpetrado en la región de Odesa, a orillas del mar Negro» 23.

 

De igual forma el ministro venezolano afirmó en su perfil de Twitter que «el objetivo del operativo es proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen neonazi durante ocho años» 24. El calificativo de «neonazi» hacia el gobierno de Ucrania fue empleado por el presidente ruso Vladimir Putin en sus alocuciones para justificar la invasión y repetido por medios afines a Rusia.

 

Ñáñez también publicó que «los guardias fronterizos ucranianos no oponen resistencia a las tropas de Rusia». Se trata de una transcripción no aclarada de reportes informativos del Ministerio de Defensa de Rusia tomados del medio oficial RT en Español 25. El 26 de febrero, el funcionario se hizo eco de una falsedad que describía a Zelensky prometiendo aniquilar a prorrusos en su país 26.

 

Ñáñez no es el único funcionario de alto nivel que ha asumido tal rol en la vocería. El viceministro antibloqueo William Castillo impulsó en Twitter el 1° de marzo un video publicado por Katu Arkonada, colaborador del canal Telesur, donde se muestra una bandera nazi ondeando en una trinchera como si fuera actual, pero circula en Internet al menos desde 2020 27.

 

El 15 de marzo, la ministra de Educación Universitaria, Tibisay Lucena, dijo que había visto videos de «mujeres embarazadas salvándose de un cruento bombardeo ruso para ir a modelar para una famosa marca», en referencia a la imagen de una mujer con mantas en sus brazos y lesiones en el rostro, durante el proceso de evacuación del hospital materno-infantil de Mariúpol, Ucrania, tras el ataque ruso a esa instalación el 9 de marzo. Con esa afirmación también se hizo eco de una falsedad 28.

 

Fuentes rusas en números

 

Como ya se ha mencionado, las informaciones generadas desde medios rusos sirven como fuente prominente. Varios portales de noticias cercanos al oficialismo venezolano, regularmente citan o reproducen artículos publicados por RT y Sputnik, los dos medios rusos de propaganda con mayor penetración en Latinoamérica y desde el inicio de la invasión a Ucrania, aumentaron considerablemente la cantidad de artículos mencionando como fuentes a estos medios cercanos al Kremlin.

 

Para evaluar con números la influencia de Sputnik y RT en el ecosistema informativo nacional, Cazadores de Fake News identificó y analizó publicaciones realizadas en páginas web de medios venezolanos que citaron explícitamente, al menos una vez, contenidos generados por alguno de estos dos medios rusos.

 

Se consideraron artículos publicados entre el 1° de enero de 2019 y el 30 de mayo de 2022 y se establecieron tres fases de estudio:

  • Fase 1, Pre-pandemia: entre el 1° de enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2019 (día en que se identificó el primer artículo relacionado con la pandemia del COVID-19).
  • Fase 2, Pandemia: entre el 1° de enero de 2020 y el 15 de febrero de 2022 (día en que se identificó el primer artículo relacionado con la invasión de Rusia a Ucrania).
  • Fase 3, Invasión: entre el 16 de febrero de 2022 y el 30 de mayo de 2022.

Durante todo el periodo estudiado se identificaron 4.522 artículos indexados por Google en total, publicados por ocho portales informativos controlados por el chavismo. Entre ellos, 4.402 artículos (97,3%) fueron publicados apenas por cinco medios: Telesur (telesurtv.net), Venezolana de Televisión (vtv.gob.ve), La Iguana (laiguana.tv), Últimas Noticias (ultimasnoticias.com.ve) y Agencia Venezuela News (venezuela-news.com) 29.

 

Sputnik fue citado al menos una vez en 2.413 publicaciones distintas, y RT al menos una vez en 1.989 de los 4.402 artículos evaluados.

 

Las citas a Sputnik y RT en los medios venezolanos estudiados, se mantuvieron de forma más o menos constante desde enero de 2019 hasta julio de 2021. Durante este período, considerando a los cinco medios como conjunto, se detectó un promedio de 29,7 citas mensuales a RT y de 26,1 citas mensuales a Sputnik.

 

Esta cantidad mensual de citas a ambos medios rusos comenzó a aumentar a partir de julio de 2021, llegando a su máximo en marzo de 2022 cuando los cinco portales venezolanos publicaron, en conjunto, 331 artículos citando a Sputnik y 234 citando a RT.

 

Distribución por tema

 

Considerando el tema de los artículos publicados en los cinco medios nacionales seleccionados, con citas a Sputnik y RT, se definieron cuatro categorías:

  • Artículos sobre COVID-19: relacionados con el descubrimiento y avance de la pandemia de COVID-19, políticas para controlar el avance del virus, vacunas, tratamientos y el impacto de la pandemia alrededor del mundo.
  • Artículos sobre la invasión a Ucrania: publicados desde el 16 de febrero de 2022 y relacionados con la invasión a Ucrania: declaraciones políticas y narrativas del gobierno ruso, avance del conflicto, fase de negociaciones e impactos económicos relacionados.
  • Artículos sobre políticos y sociales: temas políticos y sociales, no relacionados con la pandemia del COVID-19 ni con la invasión a Ucrania, altamente influenciados por la línea editorial de los medios rusos, incluyendo protestas, conflictos bélicos, sucesos, entre otros.
  • Otros: incluyen reportes varios con poca influencia de la línea editorial de los medios rusos: catástrofes naturales (terremotos, sismos, huracanes), exploración del espacio, artículos sobre salud, alimentación, temas ecológicos, entre otros.

 

 

Artículos en la categoría COVID-19 son citados de forma constante por medios nacionales, desde principios de 2020 hasta el final del estudio. En conjunto, los sitios web nacionales mencionaron un promedio mensual de 16,2 artículos con citas a Sputnik o a RT durante este período.

 

En el resto de las categorías se aprecia un ascenso en las citas realizadas desde julio de 2021 –tres meses después del encuentro de los ministerios de Comunicaciones del ALBA y tres meses antes de la firma del convenio interministerial Rusia-Venezuela en materia de comunicaciones– disparándose a principios de 2022 la cantidad de citas de artículos sobre las categorías Invasión a Ucrania y sobre temas Políticos y Sociales.

 

Durante 2022, los medios venezolanos publicaron 1.343 artículos sobre la Invasión en Ucrania o sobre temas Políticos y Sociales, con citas a Sputnik y RT.

 

Distribución por medio nacional

 

Entre los cinco medios venezolanos estudiados, Telesur lidera en cantidad de artículos publicados con citas a los dos medios rusos (2076 artículos), seguido por Venezolana de Televisión (1562 artículos), La Iguana (561 artículos), Últimas Noticias (104 artículos) y Venezuela News (99 artículos).

 

La cantidad de artículos publicados mensualmente con citas a Sputnik y RT por Telesur y Venezolana de Televisión, aumentó notablemente desde julio de 2021 y se potenció desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania. La Iguana, Últimas Noticias y Venezuela News también aumentaron la cantidad de artículos citados a medios rusos a partir del inicio de la invasión:

 

 

Comparando las tres fases temporales estudiadas, hay un aumento sostenido en la cantidad mensual de citas realizadas a Sputnik y RT por los medios venezolanos evaluados.

 

Durante la Fase 2 (pandemia, antes de la invasión a Ucrania), Telesur, Venezolana de Televisión y Últimas Noticias ya habían aumentado entre 1,5 y 2 veces la cantidad de artículos publicados con citas a los medios rusos, con respecto a la Fase 1 (pre-pandemia).

 

Pero desde el inicio de la invasión a Ucrania (Fase 3), todos los medios estudiados aumentaron al menos 3 veces la cantidad de citas realizadas a Sputnik y RT.

 

La Iguana, es el medio que aumentó en mayor proporción las citas realizadas a los medios rusos desde febrero de 2022, publicando 50 veces más artículos con menciones a Sputnik y RT que lo que solía publicar entre enero de 2020 y febrero de 2022.

 

En conjunto, los cinco medios estudiados aumentaron en promedio 5,5 veces la cantidad de artículos con citas a Sputnik y RT desde el inicio de la invasión a Ucrania, con respecto a la cantidad de citas realizadas desde el inicio de la pandemia del COVID-19.

 

Durante todo el período estudiado, entre 82 y 93% de los artículos con citas a Sputnik y RT publicados por Telesur, La Iguana, Últimas Noticias o Venezuela News, estaba relacionado con contenido político, social o con la invasión a Ucrania.

 

Sobre estos temas, Telesur publicó 422 artículos con citas a Sputnik y RT, seguido por 403 publicados por La Iguana y 192 publicados por Venezolana de Televisión.

 

 

 

 

Sputnik es el medio ruso con mayor cantidad de artículos citados, durante el período en estudio, por Venezolana de Televisión (61,78% del total de citas a Sputnik o RT del medio), La Iguana (74,15%) y Últimas Noticias (60,58%). RT apareció mencionado en 54,43% de los artículos publicados por Telesur y en 76,77% de los artículos publicados Venezuela News, que tuvieron citas a alguno de los dos medios rusos.

 

Guía de contenidos

 

Además de la acción de voceros oficiales o del aparto digital de difusión del gobierno de Nicolás Maduro, los medios estatales han recibido instrucciones específicas de cómo abordar la invasión rusa a Ucrania, mediante mensajes enviados por la plataforma WhatsApp a integrantes de sus redacciones.

 

El equipo de EsPaja.com recibió de una fuente confidencial, integrante de la estatal Agencia Venezolana de Noticias, un mensaje reenviado el 2 de marzo de 2022 apuntando que el remitente fue «el jefe».

 

Entre las instrucciones a los equipos periodísticos se indica que la línea informativa debe «desmontar las matrices antirusas», que «Venezuela no es imparcial», que se debe estar atentos «a los comunicados oficiales del ministerio de Defensa ruso y del presidente Putin» y, destacando, que no se trata de una invasión a ucrania sino de «operaciones especiales para proteger a la población del genocidio del gobierno neonazi ucraniano», con particular importancia en el calificativo «neonazi».

 

 

Mención aparte merece la reciente cobertura del medio Venezuela News, que se autodenomina agencia de noticias. Oficialmente no pertenece a la estructura de medios públicos, pero está conformado por periodistas de la plantilla de VTV y la publicidad en la WEB es exclusivamente de empresas del Estado.

 

Pedro Carvajalino, figura comunicacional del oficialismo y ancla del programa Zurda Konducta en VTV, viajó a Rusia desde junio de 2022, junto con la periodista Lucía Córdova, exintegrante de VTV y Telesur, para reportar desde la zona.

 

Apoyo en la red

 

El manejo comunicacional del Estado venezolano sobre el conflicto en Ucrania se enmarca en el «apoyo total» de Nicolás Maduro a Vladimir Putin, anunciado el 22 de febrero en cadena presidencial y mediante redes sociales 30. Su reflejo en el espacio digital ocurrió a partir del 1 de marzo, luego de la llamada telefónica entre ambos mandatarios en la que discutieron cómo «incrementar la alianza y el apoyo estratégico de Venezuela a Rusia», registra el observatorio digital ProBox 31.

 

Como referencia, ProBox registró entre el 22 y el 26 de febrero de 2022 las primeras nueve etiquetas en Twitter sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia como tendencia en Twitter en Venezuela, con un comportamiento orgánico claramente diferenciado con respecto a lo visto a partir del declarado «apoyo total» de Maduro a Moscú.

 

 

Artículos en la categoría COVID-19 son citados de forma constante por medios nacionales, desde principios de 2020 hasta el final del estudio. En conjunto, los sitios web nacionales mencionaron un promedio mensual de 16,2 artículos con citas a Sputnik o a RT durante este período.

 

En el resto de las categorías se aprecia un ascenso en las citas realizadas desde julio de 2021 –tres meses después del encuentro de los ministerios de Comunicaciones del ALBA y tres meses antes de la firma del convenio interministerial Rusia-Venezuela en materia de comunicaciones– disparándose a principios de 2022 la cantidad de citas de artículos sobre las categorías Invasión a Ucrania y sobre temas Políticos y Sociales.

 

Durante 2022, los medios venezolanos publicaron 1.343 artículos sobre la Invasión en Ucrania o sobre temas Políticos y Sociales, con citas a Sputnik y RT.

 

Según el informe, exactamente una semana después del anuncio de Maduro, el “Oficialismo Radical” -una categoría determinada por ProBox de cuentas afiliadas al discurso oficial- posicionó en Twitter la etiqueta #EEUUIrrespeta, que alcanzó aproximadamente 38.000 mensajes haciendo referencia a “la hipocresía” sobre la postura de EE.UU. en el conflicto entre Rusia y Ucrania. De acuerdo al análisis, al menos el 52,56% de sus tuits fueron generados desde posibles cuentas automatizadas o falsas.

 

El mismo 1 de marzo desde el Ministerio de Comunicación e Información (MIPPCI) se promovió #VenezuelaConRusia como segunda etiqueta del día.

 

El 2 de marzo varios entes gubernamentales oficialistas posicionaron como tendencia esa etiqueta, principalmente desde la cuenta de Twitter de Venezolana de Televisión con alrededor de 4.105 tuits. La mayoría de los mensajes no tenían relación al conflicto y al menos el 42,95% fueron realizados por posibles bots o cuentas con comportamiento inauténtico.

 

Ese día, el MIPPCI posicionó #VenezuelaApuestaALaPaz con alrededor de 240.000 tuits condenando “la campaña de desinformación promovida por países occidentales contra Rusia”. Al menos el 68,43% de estos mensajes fueron generados por cuentas con comportamiento no auténtico.

 

El 10 de marzo el embajador de Rusia en Venezuela publicó a través de su cuenta de Twitter un mensaje de una “reunión de alto nivel” junto a Delcy Rodriguez, vicepresidenta del régimen de Maduro, en Turquía con el canciller de dicho país en el marco del Foro de Diplomacia de Antalya. En dicho foro, Rodríguez se refirió al conflicto entre Rusia y Ucrania, provocando que el 11 de marzo el MIPPCI posicionara #DiálogoEsReconciliación con imágenes de la reunión, generando aproximadamente 290.000 mensajes, 72,85% de ellos fueron realizados por cuentas con posible comportamiento no auténtico.

 

El 13 de marzo el MIPPCI posicionó la tendencia #DiplomaciaBolivariana hablando nuevamente sobre la intervención de Delcy Rodríguez en el Foro de Diplomacia de Antalya, con al menos 300.000 tuits de los cuales aproximadamente el 76,94% fueron realizados por posibles bots.

 

Antes de la información de guerra, Rusia era protagonista de propaganda digital en materia de salud y pandemica de COVID-19. En 2021 el Oficialismo dominó la conversación sobre las vacunas: Mientras que la Sociedad Civil exigía la importación de vacunas y jornadas masivas de vacunación en el país, generando en promedio 6.011 tweets por tendencia (ejemplo: #VacunasYaParaTodos del 11 de abril 2021 con 42.071 tweets); el Oficialismo hacia promoción de la rusa Sputnik V generando en promedio 488.377 tweets por tendencia.

 

En total, en 2021 se registraron 21 tendencias locales con contenido sobre Rusia, dentro de las cuales solamente una fue de tipo informativa sobre la llegada del tercer lote de vacunas Sputnik V al país. Sin embargo, las otras 20 tendencias fueron posicionadas intencionalmente por el Oficialismo, con aproximadamente 7.376.983 tweets. No obstante, este contenido no fue orgánico, cerca del 62% de tweets fueron realizados por posibles bots o cuentas con comportamiento inauténtico.

 

Hasta junio de 2022, se registraron en Venezuela 19 tendencias sobre la invasión de Rusia a Ucrania: 6 fueron promovidas por el Oficialismo, todas en respaldo a al Gobierno ruso, con 1.072.105 tweets, y con una inorganicidad promedio de 61,88%.

 

Los intentos de Rusia y Venezuela para influir y manipular en las redes sociales ya tenían un antecedente importante. Las protestas de 2019 en Chile en contra del Gobierno de Sebastián Piñera habían dado pistas sobre un posible trabajo conjunto entre estos regímenes, en este caso para generar desestabilización contra un adversario ideológico.

 

Un estudio realizado por el Gobierno chileno detectó que muchos de los mensajes que se divulgaron por las redes sociales durante las intensas protestas que vivió la nación, provinieron de Moscú y de Caracas.

 

El estudio, divulgado por la Tercera de Chile, explica que 43.129 tuits surgieron desde Venezuela, impulsando etiquetas como #RenunciaPiñera. Añade que “de diez tuits generados fuera de Chile, aproximadamente seis provienen de Venezuela”. Y se agrega que, de una muestra aleatoria de los tuits, se encontraron perfiles de cuentas que no mantenían un comportamiento normal, debido a que se trataría de cuentas creadas recientemente, otras más antiguas, pero sin movimiento continuo y otras utilizadas únicamente para propagar información referida a la contingencia chilena 31.

 

Esta labor conjunta de propaganda fue detectada en un estudio de la Universidad de Oxford, con el título The Global Disinformation Order 2019 Global Inventory of Organised Social Media Manipulation (El Orden Mundial de Desinformación 2019 Inventario Global de Manipulación Organizada de Redes Sociales) 32, donde se señaló a Rusia y Venezuela, además de China, India, Irán, Pakistán y Arabia Saudita, como los líderes en el uso de Twitter y Facebook para realizar operaciones de influencia extranjera.

 

Venezuela vista desde un medio en Moscú

 

Si ojeáramos la prensa escrita —o un portal web de noticias— en una ciudad como Moscú, ¿qué podríamos encontrar sobre Venezuela?

 

A partir de la invasión a Ucrania (24/02/2022), una ley prohíbe a los medios rusos usar los términos “guerra”, “agresión” o “invasión” en lugar de la denominación oficial “operación militar especial” (The New Yorker 04/03/2022) 33. Quien no asume el discurso gubernamental puede ser señalado de difundir “noticias falsas” y recibir condenas de hasta 15 años de cárcel.

 

El portal noticioso Lenta.ru (“cinta”) brinda una idea de qué se entiende por un medio con una posición “intermedia” en la Rusia de Vladimir Putin. Es uno de los más populares y recibe unos 600.000 visitantes por día en un país de unos 144 millones de habitantes. Casi la mitad de su staff renunció o fue despedido en 2014, después de que el medio fue adquirido por un oligarca cercano a Putin (Alexander Mamut), y aún así se ha topado con episodios de censura oficial tras la invasión a Ucrania 34.

 

Lenta registra seis entradas sobre Venezuela (Венесуэла) desde junio de 2021 35, algunas de ellas no favorables al gobierno de Maduro, por ejemplo, una denuncia de la Academia Venezolana de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales sobre la destrucción del medio ambiente por PDVSA 18/02/2022 36.

 

Un presunto “reportaje crítico” de Lenta sobre Venezuela, “Maldición del petróleo” (firmado por Victoria Kondrátieva, 24/06/2022) 37, forma parte de una serie sobre países afectados por sanciones de Estados Unidos. Aunque el artículo cuestiona la “dependencia del país de las exportaciones petroleras” y algunas de las políticas económicas de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro, está lleno de inexactitudes, visiones parciales y verdades a medias sobre la historia reciente del país suramericano.

 

“En la década de 1990, grandes oligarcas compartieron el poder en Venezuela. Incluso entonces, la economía dependía en gran medida de la extracción de recursos, y todos los ingresos por la venta de petróleo se dividían entre las élites políticas. La corrupción y el nepotismo florecieron en el país, la estratificación social era monstruosa, los ciudadanos comunes eran pobres. La situación comenzó a cambiar cuando el carismático Hugo Chávez fue elegido presidente en 1998”, se lee en uno de los párrafos.

 

Vchernaya Moskva («La Tarde») no es un medio financiado directamente por el régimen de Vladimir Putin, pero sí por el gobierno regional de la ciudad de Moscú (desde 2011), y es probablemente el vespertino impreso más popular de la capital. En su página web, no ha publicado entradas sobre Venezuela desde diciembre de 2019. En los acontecimientos políticos de aquel año, en medio de la delgadez de su cobertura informativa sobre el lejano país tropical, mostró una línea editorial alineada con los intereses del gobierno de Maduro. Por ejemplo, para analizar las sanciones de EEUU, acudió como fuente a un politólogo ruso favorable a Maduro (29/01/2014) 38, sin mención a otros aspectos de la situación nacional.

 

El medio oficial Rossiyskaya Gazeta (“Gaceta de Rusia”) cumple funciones similares a la Gaceta Oficial en Venezuela, aunque también publica informaciones generales. Desde 2021, ha publicado cinco entradas sobre Venezuela: como dato curioso, dos de ellas fueron obituarios de figuras del mundo de la cultura y el entretenimiento, la bailarina y profesora de danza Nina Novak y la animadora Josemith Bermúdez. En enero de 2021 destacó que la alianza militar con Rusia había convertido a la Aviación venezolana en “la más fuerte de la región” (26/01/2021) 39, y en mayo de 2020 los sistemas antiaéreos rusos desplegados en la isla de La Orchila “diseñados para proteger a los petroleros iraníes de un posible abordaje por parte de Estados Unidos” (23/05/2020) 40.

 

Tass es la agencia oficial de Rusia, y su página web ofrece una versión en idioma inglés. Registra minuciosamente las declaraciones diplomáticas de la relación bilateral Rusia-Venezuela 41, y en un día cualquiera, por ejemplo el 4 de julio de 2022, puede contener hasta ocho informaciones relacionadas con el país suramericano, incluido un artículo sobre la “imbatibilidad” del avión de combate Sukhoi 42, los convenios comerciales entre ambos países 43 —como la cooperación espacial 44—, el establecimiento de vuelos semanales 45 y los agradecimientos mutuos por el apoyo en un entorno occidental hostil 46.

 

Una búsqueda de las palabras “Venezuela” y “derechos humanos” —el régimen de NIcolás Maduro es investigado por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional por violación de derechos fundamentales— en la agencia Tass conduce a resultados de mayo de 2019 para encontrar una fuente no oficial: una denuncia de activistas sobre detenciones arbitrarias en las protestas de ese año (25/05/2019).47

 

De resto, hay notas sobre la “violación de los derechos humanos” de Alex Saab, operador económico del régimen de Maduro procesado en EEUU (08/11/2021) 48, o de los efectos de las sanciones de Washington en los derechos de ciudadanos de países como Venezuela 49.

 

El célebre Izvestia (“Heraldo”), que cumplió 100 años de historia en 2017, fue en algún momento el gran diario nacional —obviamente de tendencia oficialista— en la Unión Soviética. Tras la disolución de ésta en 1991 se reinventó como un medio independiente y de línea liberal que llegó a tener gran prestigio internacional en la década de los 90.

 

Para sobrevivir en el contexto de creciente autoritarismo, el medio asumió una postura cada vez más inclinada hacia el Kremlin, y tras su compra por parte del National Media Group (2008), otro conglomerado vinculado a intereses oligárquicos, podría catalogarse como un portaviones de posturas extremistas a favor de Putin —y sus intereses internacionales—. Izvestia compró la tesis pública del régimen de Maduro de que el “mega-apagón” del 7 de marzo de 2019 había sido causado por un ciberataque de Estados Unidos 50.

 

El escrito de Ígor Pshenichnikov dice: “Todos estos artículos y mensajes de twitter ‘dramáticos hasta las lágrimas’ sobre la falta de energía eléctrica en los hospitales e incluso sobre la ‘muerte de 79 pacientes’, según informó el mismo senador Rubio (Marco, de Estados Unidos), resultaron ser falsos (…) todos los hospitales del país, por iniciativa del presidente Maduro, fueron equipados previamente con generadores de energía de respaldo. Ni un solo hospital se quedó sin electricidad y, en consecuencia, nadie murió”.

 

Otros trabajos hacían referencia a la juramentación de Juan Guaidó como «Presidente encargado» afirmando que “un posible cambio de poder en Venezuela podría convertirse en una guerra civil con la posterior introducción de fuerzas de paz” 51, con algunos más ahondando en los escenarios de una hipotética invasión militar de Estados Unidos a Venezuela, incluso con la intervención de submarinos nucleares 52.

 

Aquí puedes ver la publicación original.

Ver todas las publicaciones
  • Otros contenidos relacionados

  • 01

    #LikesDeMentira: La manipulación detrás del supuesto baneo en redes a Maduro

    La nueva estrategia del régimen venezolano que busca viralizar la falsa censura en redes sociales

    Leer más
  • 02

    Resistencia en las redes: La sociedad civil nicaragüense frente a la "Ley de Paz" de Ortega

    La respuesta por el 2018 es una "Ley de Paz"

    Leer más
  • 03

    Venezuela se incendia mientras el oficialismo responsabiliza al fascismo

    En alianza entre ProBox y Efecto Cocuyo

    Leer más
  • 04

    Sin voz ni voto: la ley que perpetúa el autoritarismo en Venezuela

    Miedo, represión y más censura. La Ley contra el fascismo es la nueva carta de Maduro para seguir consolidando su modelo autoritario en un país que espera y anhela unas elecciones democráticas

    Leer más
  • 05

    Régimen de Ortega-Murillo impulsa Ley para monitorear aún más lo que ven los nicaragüenses

    El régimen se sacó una nueva Ley de la manga para controlar (aún más) lo que ven y con quién hablan sus ciudadanos.

    Leer más
  • 06

    Miss Universo Nicaragua: el régimen de Ortega ataca a las mujeres

    Alabada por nicaragüenses, desterrada por Ortega

    Leer más
  • Suscríbete

    Suscríbete a nuestro informe semanal

    Suscríbete