Portales de la mentira: cómo es el enjambre internacional de “medios independientes” al servicio de las narrativas chavistas

Portales de la mentira: cómo es el enjambre internacional de “medios independientes” al servicio de las narrativas chavistas

Publicado el 24 Mar 2023

El gran ensamblaje de la desinformación en Venezuela

  • Medios que sólo publican en inglés como Declassified UK, Jacobin o The Canary son el vórtice de un torbellino de republicaciones, traducciones y citas mutuas que multiplican la difusión de propaganda política y desinformación a millones de latinoamericanos cada semana disimulando su verdadero origen: órganos de propaganda de Rusia, Cuba y Venezuela
  • Detrás de medios como Venezuelanalysis y Orinoco Tribune hay diplomáticos venezolanos, exempleados de Telesur, autores como Eva Golinger y exministros bajo el liderazgo de Gregory Wilpert, un sociólogo germano-estadounidense con relaciones con la Venezuelan Information Office y casado con una diplomática venezolana que trabajó en Ecuador y Estados Unidos, Carola Delgado Arria.
  • La red de medios identificada republican teorías de conspiración, bulos y desinformación sobre la guerra de Ucrania, la pandemia del coronavirus y la situación económica y política de Venezuela.

 

Jeanfreddy Gutiérrez Torres

Efecto Cocuyo / C-Informa

 

Una de las formas más desarrolladas de la desinformación en Venezuela está respaldada por un enjambre de portales pseudo-informativos, que algunas veces se presentan como noticiosos, de análisis u opinión, que se coordinan entre sí para amplificar su alcance.

 

Esta red viaja desde Sudáfrica, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos hasta Latinoamérica pasando por Venezuela como hub de conexión e implica un sistemático compartir de contenidos de interés a otros gobiernos aliados como Rusia, Cuba o Nicaragua, así como contenidos “alternativos” que va desde desinformación científica antivacunas hasta ataques a la oposición venezolana.

 

Sus reporteros, analistas y columnistas también hacen parte de un “juego de las sillitas”, en el cual son citados por el mismo medio, entrevistados como expertos por otros e incluso mutan de reportero a bloguero, de analista a directivo de un medio para respaldar sus textos y declaraciones.

 

Y en el caso de medios como Venezuelanalysis, Orinoco Tribune e incluso el ahora censurado Aporrea, opera un equipo lleno de actuales y pasados diplomáticos venezolanos en Estados Unidos, exministros y antiguos y activos redactores de Telesur, RT y medios estatales venezolanos.

 

En estos portales enfocados en Venezuela se contextualizan, analizan, parafrasean y promociona propaganda oficial, pero también se reproducen teorías de conspiración y desinformación política como el “asesinato de Chávez” mediante nanotecnología, el apagón nacional de 2019 como un “hackeo” y “ataque electromagnético” desde Estados Unidos y la “operación especial rusa para desnazificar Ucrania” e incluso teorías de conspiración sobre el COVID, el Cambio Climático o las Torres Gemelas.

 

Red de redes de desinformación

 

Un informe de septiembre de 2022 de NewsGuard, una firma de Nueva York que rastrea la desinformación en línea, encontró que Venezuela es un conducto para la desinformación rusa.

 

Durante agosto de 2022 rastreó la desinformación en español que ganaba terreno en América Latina y descubrió que los sitios web de noticias venezolanos, junto con muchos con sede en países vecinos como Cuba, México, Costa Rica, Colombia, Nicaragua, Chile, Perú y Honduras, republican contenido de las filiales en español de los medios estatales rusos, como RT Actualidad y Sputnik Mundo, en cuestión de horas.

 

Entre los sitios web que difunden afirmaciones falsas y propaganda se encuentran los medios de comunicación del Estado venezolano, así como otros sitios de propiedad presuntamente independiente y estatal de Libia, Cuba, Haití, Nicaragua, Estados Unidos y Reino Unido, que se alinean con el régimen de Nicolás Maduro, e incluso medios de comunicación privados que se oponen al régimen venezolano, de forma desprevenida, como también corroboró Efecto Cocuyo para esta investigación.

 

Mentiras en red

 

En junio de 2020 una investigación publicada por IPYS Venezuela ya contaba cómo The Grayzone, el cual se define en español como “Medio independiente dedicado al periodismo de investigación y al análisis sobre política e imperio”, se coordina con RT, Sputnik, Telesur y Misión Verdad para difundir desinformación política a favor del régimen de Maduro.

 

Vale recordar que el editor en jefe de GrayZone, Max Blumenthal, fue arrestado por liderar junto a Code Pink la toma de la embajada de Venezuela en Washington cuando Estados Unidos decidió entregar el control de la representación diplomática al gobierno interino de Juan Guaidó. Y es un conocido propagandista chavista en Estados Unidos que entrevistó a Nicolás Maduro como difundió Red Radio Ve.

 

 

Así mismo, unos meses antes en un chequeo de Cocuyo Chequea llamado “Usaid no admitió dar $ 467 millones a la oposición: son para programas de migrantes” encontramos cómo esta desinformación fue iniciada por el medio brasilero de izquierda “Diario Do Centro Do Mundo”, traducida al español por Alba Ciudad, luego tomada por Misión Verdad citando un análisis de Leonardo Flores (miembro de Code Pink) en la revista digital Monthly Review, una histórica revista especializada en marxismo, ecología y política editada en New York.

 

Todos estos medios forman parte de la red identificada para este reportaje como creadores y difusores de desinformación. Como encontró NewsGuard, esta mentira llegó a ser replicada por El Aragüeño (que luego la borró) y Globovisión, medio que tras su venta como El Universal, se ha hecho eco de campañas de descrédito contra Juan Guaidó, Lilian Tintori y la periodista Maibort Petit.

 

Otros medios privados que se han hecho eco -de forma desprevenida- de la desinformación publicada por Misión Verdad que fue presentada oficialmente por el entonces vicepresidente Jorge Arreaza como narrativa oficial están El Informador de Barquisimeto y El Sol de Margarita. Esto a través de la difusión de estas declaraciones por agencias estatales como Agencia Venezolana de Noticias (AVN) y Venezolana de Televisión.

 

 

Contra-narrativa desinformante

 

De forma similar a la mentira sobre USAID, a principios de 2023 otra desinformación similar fue fabricada y distribuida por la red de portales de la mentira. En este caso hablamos de la presunta confesión del exvicepresidente de Estados Unidos, Mike Pompeo, de haberle entregado mil millones de dólares a la oposición liderada por Juan Guaidó, así como de tener un plan para invadir militarmente Venezuela.

 

Esto fue verificado por Cazadores de Fake News y Tal Cual como una tergiversación de una cita de su libro “Never give an inch. Fighting for the America I Love” en el que revela que se entregó esa cantidad de dinero, pero en ayuda humanitaria a través de USAID. En ninguna parte asegura que fue a algún partido o plataforma política ni de algún plan de intervención en Venezuela.

 

Aún así, la desinformación fue presentada en el programa de televisión de Diosdado Cabello, “Con El Mazo Dando” y en su página web, mientras que el 26 de enero de 2023 la diputada del Partido Socialista Unido de Venezuela, América Pérez, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional electa en 2020, presentó ante el hemiciclo un exhorto para abrir una investigación sobre estas “revelaciones” concernientes al millardo de dólares entregados al gobierno interino.

 

Según la herramienta CrowdTangle, este video del canal estatal ANTV subido al canal de Luigino Bracci Roa en Youtube, fue compartido una sola vez en Facebook, alcanzando 11.598 personas. Por su parte, un video publicado por la diputada en su cuenta de Twitter el mismo día alcanzó 7.149 usuarios (aunque se ve que el autor original del video es de Roi López Díaz, el mismo del movimiento Alex Saab y quien promovió la noticia de su presunta nominación al Nobel). Así mismo, una nota de prensa oficial con esta desinformación fue subida en la web de la Asamblea Nacional y no fue compartida por nadie en redes sociales, revelando un nulo alcance desde esta fuente.

 

Sin embargo, esta nota de prensa y artículos basados en esta fueron publicados por Misión Verdad, Telesur (citando a la web de la Asamblea Nacional), la web del PSUV, Alba Ciudad, Venezuela News, la televisora iraní HispanTV, la estatal rusa RT, de nuevo El Mazo Dando, el diario Últimas Noticias, Venezolana de Televisión (VTV) y Página 12, SurOrg de Colombia y Cuba Debate.

 

En el caso de Página 12, SurOrg y Cuba Debate, se trata de un artículo escrito por el politólogo argentino Atilio Borón. El mismo autor de un artículo en Telesur que citó de forma incompleta y manipulada datos para sostener el “ataque electromagnético” a la hidroeléctrica del Guri que causaría la ola de apagones de marzo de 2019. Esto incluyendo un artículo de Forbes que en su último párrafo señala que no es posible que tal cosa suceda.

 

Pero como señaló NewsGuard, y corroboró Efecto Cocuyo, también medios de oposición al gobierno de Maduro como El Impulso de Barquisimeto y Reporte Confidencial reprodujeron la supuesta confesión del exfuncionario estadounidense que no existió.

 

Un análisis mediante la herramienta Crowd Tangle arroja que estos medios estatales y aliados alcanzaron a más de 3 millones de usuarios hispanohablantes en conjunto, multiplicando ampliamente el alcance original de la desinformación presentada como narrativa oficial. Además, otros 78 mil usuarios de estos medios independientes estuvieron expuestos al contenido desinformante.

 

También es posible encontrar en Al Mayadeen (la misma que anunció la presunta nominación de Saab al Nobel), una traducción al inglés del artículo de Tobón, que además fue reproducida por Orinoco Tribune, mientras que Resumen Latinoamericano en inglés la tradujo desde Cuba Debate.

 

Otras versiones en inglés de la desinformación, como si fuese tan real que estaría justificada la investigación del cuerpo legislativo madurista, se encuentran en medios como el estatal Cuba Sí, Últimas Noticias en inglés, medios sospechosos como The LA News (aunque su web dice Latin American News) y lleno de noticias oficiales de Venezuela en inglés.

 

Además, Orinoco Tribune tradujo la nota de Misión Verdad. Lo que revela cómo la red de portales funciona tanto para distribuir desinformación creada a partir de fuentes oficiales como para recrear y parafrasear las mismas mentiras de formas que parezcan de distintos puntos de vista, basados en un hecho irreal.

 

Falsa verificación oficial

 

Entre las desinformaciones encontradas por IPYS, y que además fueron presentadas como “fact checking” en Misión Verdad está “Desmentidas las cifras falsas de fallecidos tras el apagón” (republicada por el estatal CubaInformaciónTV) en la que acusan a la ONG Codevida de mentir sobre fallecidos durante los cuatro apagones de marzo de 2019, mientras oficialmente se negaron los casos argumentando que en todos los hospitales de Venezuela hay plantas eléctricas. Y ratificaron que los apagones se debieron a “sabotaje eléctrico”.

 

Así mismo, en la nota “Manipulación y lógica del espectáculo en las cifras sobre migración venezolana” (republicada por El Mazo Dando) se niega que, para 2019, hubiesen 4 millones de migrantes y refugiados venezolanos, señalando que la mayoría de quienes salieron del país eran colombianos y “migrantes económicos” que fueron impulsados por una campaña “de los medios corporativos”. Y que estas estadísticas de Acnur y otras agencias de la ONU estaban infladas con la intención de promover una agenda de “intervención humanitaria” así como recepción de financiamiento para los países que facilitaran el ingreso de migrantes venezolanos.

 

Un artículo que envejeció mal considerando las nuevas trabas y barreras legales que han creado países como Perú o Chile para los ciudadanos venezolanos e incluso la intención en Colombia de “desvenezolanizar” la migración.

 

Vale apuntar que en ambos casos, las notas han sido borradas de Misión Verdad, pero se encuentran republicadas por otros medios y páginas aliadas como se puede ver en los enlaces.

 

El dato duro

 

En julio de 2019 William Serafino, jefe de redacción del portal Misión Verdad, le dijo al diario español Público que el trabajo del medio era de mucha credibilidad porque “usamos el dato duro, el irrefutable”. Nacidos en 2012, de acuerdo con registros en el archivo de Wayback Machine, pero presentándose como fundados en 2013, se definen así:

 

“Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Nuestro contenido ha resultado ser un aporte riguroso, genuino y confiable para millones de personas interesadas en conocer la otra parte de la historia, esa que permanece oculta por las grandes cadenas de la desinformación”.

 

Y aunque para diciembre de 2022 en sus redes sociales en Misión Verdad se describen como Grupo de investigación y análisis, en 2013 su lema era: “Investigación para informar y desenmascarar”. Un detalle importante es que los medios estudiados, incluyendo los que simulan ser de propiedad estatal, insisten en la descripción de llamarse independientes, ofreciendo una alternativa informativa a lo que llaman “medios corporativos” o “de la élite gobernante”.

 

Omisiones de oro

 

Una traducción de Declassified UK publicada en Misión Verdad sirve para ilustrar el enjambre mediático usado para acrecentar su impacto. El 28 de enero de 2023 Misión Verdad publicó el artículo del periodista británico John McEvoy titulada: “¿Por qué el oro venezolano sigue congelado en el Banco de Inglaterra?” en relación con las 31 toneladas de oro de las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela que desde 2018 la institución ha negado entregar a la administración de Nicolás Maduro por las dudas sobre la legitimidad de su elección como presidente ese año y posteriormente por la decisión del gobierno británico de reconocer a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

 

Esta nota en español fue republicada por los portales Resumen Latinoamericano (archivo), el estatal Observatorio Venezolano Antibloqueo (archivo), el blog Observatorio de Trabajadores En Lucha (archivo), PrensaRed de Argentina (archivo), Debate Plural de República Dominicana, Red de Solidaridad con Venezuela Revolucionaria de Suecia (archivo), El Popular de Uruguay (archivo) y LaPluma.net (archivo) mientras en inglés se encuentra replicada por Telesur English (archivo), Orinoco Tribune (archivo) y Global Research (archivo).

 

Según la aplicación Crowd Tangle, una herramienta propiedad de Meta que permite medir el alcance en línea, el artículo original de Declassified UK tenía para el 3 de febrero de 2023, una semana después de publicarse, 17 compartidos en Facebook y 87 en Twitter, para un total de 1.132.732 usuarios alcanzados.

 

Así mismo, las tres republicaciones en inglés consiguieron respectivamente, de forma similar, apenas alcanzar 8.020 usuarios alcanzados, considerando que la nota en Telesur en inglés no fue compartida ni una vez en Facebook y Twitter según la herramienta. Esto para un total de 1.140.752 usuarios.

 

Para entender este impacto, podemos compararla con la nota “Venezuela: fears new bill will put stranglehold on civil society” (Venezuela: temores que nueva ley aprisione a la sociedad civil”) publicado el 30 de enero de 2023 por The Guardian, medio también oriundo de Gran Bretaña. En este caso, según Crowd Tangle, se alcanzaron 933.122 usuarios.

 

Por otro lado, la nota traducida en Misión Verdad alcanzó a 198.920 personas a través de compartidos en Facebook y Twitter. Si tomamos en cuenta las republicaciones en español, se alcanzaron otros 481.056 usuarios para un total de 788.292 personas entre las audiencias de estos sitios, predominantemente latinoamericanas.

 

Republicadores en masa

 

La redifusión de contenidos tiene un perfil específico. Por ejemplo, la nota original en inglés de Declassified UK fue compartida en Twitter por Arantxa Tirado, politóloga española conocida en Venezuela por unos polémicos videos donde mostraba “que todo estaba normal” en el país gobernado por Maduro, que no había tal crisis humanitaria ni escasez.

 

Acá un análisis breve de los otros sitios que republicaron el artículo en inglés y español.

 

  • Resumen Latinoamericano tiene una buena cantidad de publicaciones a favor de Alex Saab, incluyendo un documental en el que lo llaman “diplomático secuestrado”, así como narrativas de desinformación anti-vacuna del Covid (1, 2 y 3).
  • El Observatorio Antibloqueo es parte del Centro Internacional de Inversión Productiva, ente adscrito al Viceministerio de Políticas Antibloqueo, dirigido por el comunicador William Castillo Bollé, quien ha ocupado cargos como viceministro de Comunicación Internacional de la cancillería, viceministro de Estrategia y Gestión Comunicacional del Ministerio de Comunicaciones e Información, director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), director de información del Consejo Nacional Electoral, vicepresidente del canal estatal Venezolana de Televisión y presidente de TVES.
  • La Pluma, que tiene entre sus colaboradores a Tirado y William Serafino, ha publicado ocho notas de Misión Verdad, incluyendo desinformaciones de origen ruso como el entrenamiento de neonazis y yihadistas en Ucrania, base de la justificación de la invasión iniciada en febrero de 2022.
  • El Popular de Uruguay suele rehacer las notas de Misión Verdad de forma resumida, publicando notas como “Cómo Estados Unidos formó una izquierda a su medida”, “Una política genocida: desde 1967 más de 1 millón de palestinos han sido encarcelados por Israel” y “La corrupción sistémica en Estados Unidos y el viaje de Nancy Pelosi a Taiwán”.
  • Debate Plural, de República Dominicana, ha publicado 25 artículos de Misión Verdad, incluyendo varias traducciones desde Declassified UK, aunque también los citan directamente.
  • Red de Solidaridad con la Venezuela Revolucionaria de Suecia hasta finales de 2022 ha publicado 88 notas replicando, resumiendo o recordando notas de Misión Verdad.
  • Blog Observatorio de Trabajadores, que republican notas de Pepe Escobar, conocido por Strategic Culture Foundation, uno de los portales que el Departamento de Estado identificó como red de propaganda rusa y china, así como a muchos medios desinformadores y estatales como Hispan TV y The Grayzone.

 

Para saber todo el posible alcance de esta estrategia hay que tomar en cuenta que una búsqueda del término “Declassified UK” en Misión Verdad arrojó 133 artículos republicados (hasta el 3 de febrero de 2023) para los años 2020, 2021, 2022 y 2023, lo que revela la constante y sistemática amplificación de sus contenidos que habrían alcanzando al menos unos 110 millones de usuarios en Latinoamérica durante unos tres años.

 

Desinformador ruso bajo la mira

 

Al examinar los medios en inglés que republican a Misión Verdad encontramos un actor altamente problemático. Global Research (que se define como centro de investigación y medio independiente, con sede en Canadá) ha publicado cinco artículos en inglés de Misión Verdad entre 2017 y 2022, no sólo sobre presuntos planes militares en Venezuela e intentos de magnicidio contra Maduro, sino también desinformación rusa como asegurar que la masacre de Buga fue un montaje de Ucrania. Este suceso, sin embargo, fue verificado como verdadero por la DW, BBC y Maldito Bulo.

 

Este sitio tiene una importante reputación desinformadora. Según el Índice Media Bias/Fact Check, el sitio Global Research tiene la peor calificación en divulgación de teorías de conspiración y la segunda peor en pseudo-ciencia y calidad de reporterismo, con publicaciones sin respaldo científico contra las vacunas, las estelas dejadas por los aviones y el ataque a las Torres Gemelas. Sin embargo, lo encontraremos citado ampliamente por toda la red documentada para esta investigación para apoyar posturas de defensa del gobierno de Nicolás Maduro o contra las sanciones económicas sobre su administración.

 

Varias de sus publicaciones fueron verificadas por medios de fact-checking como falsas como que los hospitales inflaban los números de casos COVID para obtener más pagos, que las vacunas tenían enzimas de cáncer o que la OMS había admitido que las pruebas PCR no servían para detectar COVID-19.

 

Además, según el informe del GEC del Departamento de Estado, se destaca a Global Research como “un sitio web canadiense que se ha vuelto profundamente inmerso en el ecosistema de desinformación y propaganda más amplio de Rusia. Su gran lista de autores marginales y teóricos de la conspiración sirve como un grupo de talentos para sitios web rusos y chinos. Sus publicaciones también proporcionan una voz occidental que otros elementos del ecosistema pueden aprovechar a su favor”.

 

En el perfil que hizo sobre el sitio además se agrega un artículo de The Globe And Mail de Canadá que detalla que “el sitio ha publicado más de 40.000 de sus propias piezas desde su lanzamiento en 2001, según un viejo colaborador. Pero hace más: recoge informes de otros sitios web, a menudo oscuros, dándoles así un enlace de Global Research. Esos informes a menudo se publican en una serie de otros sitios o se distribuyen agresivamente a través de Facebook y Twitter por los seguidores que los comparten o retuitean activamente, incluyendo una serie de botnets sociales, o bots – cuentas automatizadas programadas para difundir cierto contenido de globalresearch.ca”.

 

El informe de la GEC agrega que su director, Michel Chossudovsky, es un columnista de ActualidadRT (medio estatal ruso) así como los miles de artículos republicados, igual los colaboradores de Global Research fueron reclutados como plumas en sitios como Strategic Culture Foundation (el mismo del blog de trabajadores), The 4th Media, South Front (conocido por desinformar sobre las elecciones de Estados Unidos en 2020) y Sputnik, medios asociados a los gobiernos de China y Rusia, que también reciclan contenidos entre sí mientras intentan disimular su relación directa con los partidos gobernantes de sus países.

 

Este ecosistema se dedicó a difundir desinformación y propaganda política a favor del gobierno de Putin, así como artículos sobre varios países latinoamericanos desde la narrativa rusa. Esto incluye artículos como (traducción nuestra) “Estados Unidos usó 601 millones de dólares incautados a Venezuela para construir el muro con México” de South Front, sancionado por el departamento de Estados por difundir desinformación y propaganda, como lo señala también MBFC y Desinfo UE, que además señala sus intentos de esconder su relación con el gobierno ruso.

 

Una red diplomática

 

El sitio Orinoco Tribune se define de forma más clara, al revelar que fue creado en 2018 para traducir noticias y piezas de opinión sobre Venezuela con posiciones anti-imperialistas y pro-chavistas, según puede leerse en su sección About (Sobre nosotros).

 

Es dirigido por Jesús Rodríguez-Espinoza, quien fue cónsul de Venezuela en Chicago, entre 2008 y 2017, en sustitución de Martín Sánchez (Aporrea / Venezuelanalysis). Sus artículos fueron usados al principio de la campaña digital a favor de Alex Saab.

 

Y con Misión Verdad hacen un trabajo excepcional: hasta el 3 de febrero de 2023 tenían 645 artículos traducidos (incluyendo algunos en que Misión Verdad ya había traducido o rehecho de un artículo originalmente en inglés), dando por tanto, una doble amplificación de contenidos. Finalmente, Telesur English, que según su herramienta de búsqueda ha publicado, al menos, dos notas de Misión Verdad.

 

Una revisión de los medios que republicaron la traducción que Misión Verdad hiciera de Declassified UK sin copiar exactamente el mismo texto permite encontrar un tejido de publicaciones y citas recíprocas que hace más densa la estrategia de difusión, pero también más evidente la coordinación.

 

En distintos artículos y formas Prensa Red de Argentina cita a Declassified UK (aparte de las traducciones de Misión Verdad), Red Solidaridad de Suecia a Telesur en inglés, Debate Plural a Orinoco Tribune y Global Research, La Pluma a Orinoco Tribune y Global Research, el Observatorio de Trabajadores a Global Research y Declassified UK y Resumen Latinoamericano los cita a los tres: Global Research, Telesur English y Declassified UK.

 

Haciendo un ejercicio similar, se puede encontrar una nota de Telesur English que revela que Resumen Latinoamericano, con su periódico La Puka, organizó por tercera vez un encuentro de “periodistas anti-imperialistas” que incluye al vicepresidente de contenidos de Telesur.

 

Esta coordinación no es nueva ni se restringe a las redes sociales. En el informe especial de Transparencia Internacional titulado “Venezuela y Rusia, aliados para desinformar” se detalla la cronología de la colaboración entre el canal Telesur y RT, que va desde retransmitir programas a partir de 2013 como compartir la misma sede en Caracas a producir contenido en colaboración.

 

También se encontró como las webs de Telesur (telesurtv.net), Venezolana de Televisión (vtv.gob.ve), La Iguana (laiguana.tv), Últimas Noticias (ultimasnoticias.com.ve) y Agencia Venezuela News (venezuela-news.com), todas asociadas a la administración de Nicolás Maduro, republican el 97,3% de los 4.522 artículos de las webs estatales rusas Sputnik y RT Actualidad entre el 1° de enero de 2019 y el 30 de mayo de 2022, incluyendo mucha desinformación y propaganda rusa sobre Crimea, las repúblicas independentistas apoyadas por el régimen de Putin y la “operación especial desnazificadora” de Rusia en Ucrania, para repetir la narrativa oficial de la invasión.

 

Para resumir, John McEvoy escribe una nota desde Liverpool, se traduce en Caracas y cada vez que se hace alcanza cerca de un millón de usuarios hispanohablantes mayoritariamente ubicados en Latinoamérica. Estos contenidos se reproducen en sitios venezolanos fundados por exdiplomáticos de Chávez y Maduro que conectan con otros sitios que divulgan teorías de conspiración, propaganda rusa, apoyo irrestricto a gobiernos revolucionarios mientras atacan a activistas, gobiernos y opositores con una visión anti-capitalista y crítica de los organismos multiltaterales.

 

Luego estos contenidos se reproducen en sitios de organizaciones, grupos comunitarios de base y populares que hacen reclamos y denuncias sindicales, ambientales, sociales y culturales que pueden compartir posturas críticas, antiglobalización y anti-imperialismo pero no necesariamente pro-Maduro o pro-Rusia.

 

Así mismo, otro sitios traducen al inglés los artículos en español de Misión Verdad para sus sitios u otros en los que están invitados, produciendo un ciclo que se repite en una espiral de retraducciones y republicaciones que simula ser una diversidad de distintas fuentes, autores y orígenes, en lugar de ser un reciclaje de las mismas firmas y páginas, donde algunos terminan jugando involuntariamente a una estrategia de coordinación de narrativas de propaganda a favor de los regímenes de Cuba, Rusia, Haití, Nicaragua y Venezuela.

 

Esto se puede ver en el mapa de relaciones que hicimos con la herramienta Onodo

 

Viejos amigos

 

John McEvoy también aparece en otros medios que forman parte de este enjambre mediático, bien sea por notas traducidas por Misión Verdad, en otros medios donde trabaja como Jacobin o The Canary, como analista y periodista cubriendo distintos temas relacionados a la relación entre Reino Unido, Estados Unidos o Rusia con Venezuela, así como por sus publicaciones en Twitter.

 

Así puede encontrarse su nombre, declaraciones o artículos en las webs del sitio libio Al-Mayadeen, conocido por tener una cobertura a favor de los regímenes de Siria, Irán y grupos como Hezbolá; La Radio Del Sur (proyecto multiestatal liderado por Venezuela) que ha citado a Misión Verdad como fuente; el periódico Ciudad Valencia que también republica lista de “mejores notas” de Misión Verdad o Fuser News (parte de la red de difusión de desinformación rusa estatal y apoyo coordinado a Alex Saab, incluso antes que existiera el Movimiento Free Alex Saab, como documentó Cazadores de Fake News).

 

En este caso de Fuser News se une a la difusión de propaganda rusa citando a Misión Verdad sobre una presunta exportación de armas búlgaras a Ucrania. Ambos citan el blog de la “investigadora independiente búlgara” Dilyana Gaytandzhieva, quien ha sido señalada por distintos medios verificadores y el Departamento de Estados Unidos como parte de una red de presuntos periodistas independientes que impulsaron la falsa narrativa de los laboratorios biológicos en Ucrania, que además también encontró eco en los embajadores chinos alrededor del mundo, los conocidos “guerreros lobos”.

 

Otro ejemplo ilustrador: en la página web del Partido Socialista Unido de Venezuela se puede encontrar una publicación titulada “Corrupción y despojo: Como Guaidó financia el secuestro del oro venezolano“ que se trata de una nota originalmente de McEvoy para Canary que Resumen Latinoamericano tradujo al español.

 

El sitio del partido político creado por Chávez es el más profuso de la investigación: 777 notas citando, nombrando o replicando a Misión Verdad, pero puede encontrarse además una nota en la web de la tolda oficial de Resumen Latinoamericano que cita a Global Research. Hilos van e hilos vienen en esta red. Actuando como repositorio, desde la web de la tolda roja pueden encontrarse contenidos y referencias a casi todos los medios de la red investigada.

 

Lo del McEvoy no es excepción, sino regla. Otras firmas como Ben Norton o Alan McLeod se pueden encontrar en todos estos portales y otros más de la misma forma, escriben para unos medios, son entrevistados por otros, comentan como expertos o analistas en varios más, son traducidos y citados por sus cuentas de Twitter. Y volver a empezar.

 

Se abre la madeja: los nodos del poder

 

McEvoy, y similares, también es publicado en un par de sitios que vale la pena destacar por diferenciarse de los nodos iniciales: Progressive International es el sitio de la Internacional Progresista fundada a finales de 2018, conformado por 14 partidos políticos de izquierda progresista (incluyendo dos de Costa Rica y Chile, así como de oposición extraparlamentaria de Rusia y Afganistán), pero también viejos conocidos ideológicos como el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y Code Pink mientras en su Consejo Ejecutivo están el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, el excandidato presidencial brasileño Fernando Haddad y el presidente colombiano Gustavo Petro.

 

Y en Alborada, que de forma similar se define como (traducción nuestra) “una voz independiente sobre política, medios y cultura latinoamericana. Brindamos una visión progresista de la región, ofreciendo perspectivas que rara vez se encuentran en la corriente principal. También organizamos periódicamente proyecciones de documentales y charlas. Nuestra organización hermana Alborada Films produce y distribuye documentales sobre América Latina que cubren temas similares a Alborada”.

 

Esta organización organizó el 7 de abril de 2021 este evento en línea llamado (traducción nuestra) “La guerra del Reino Unido contra la democracia venezolana” con John McEvoy junto a Pablo Navarrete (Canary) y Rachael Boothroyd (Venezuelanalysis), con apoyo de Venezuelanalysis, ambos también colaboradores de Alborada.

 

En ambos sitios aparece Venezuelanalysis, el cual es republicado y citado ampliamente por Progressive International y Alborada.

 

Acá la red muestra el nodo menos visible y al mismo tiempo más poderoso: Venezuelanalysis es el que tiene mayores niveles de coordinación e influencia con estamentos gubernamentales, gracias a que tiene en su equipo a exministros de Chávez, exfuncionarios de Cancillería de Venezuela, ex-editores de Telesur English e incluso a acusados por corrupción en Estados Unidos.

 

En Venezuelanalysis no sólo podemos encontrar 30 notas que hacen referencia, traducen o citan a Misión Verdad, otras 17 publicaciones de Declassified UK, sino además 72 de Global Research y 9 de Resumen Latinoamericano. Fundada en septiembre de 2003 con contenidos sólo en inglés, estamos hablando de un sitio que se adelantó a Misión Verdad por 10 años.

 

En su sección About (sobre nosotros), en la que se describen como (traducción nuestra) “el único medio independiente de base en inglés que trabaja sobre el terreno en Venezuela” que se dedican a contrarrestar la “propaganda de los medios corporativos” dando voz a izquierdistas y movimientos de base de Venezuela, también informan que son un proyecto conjunto de Venezuela Analysis, Inc., registrada en Nueva York como organización libre de lucro y la Fundación para la Justicia Económica Global, registrada en Caracas a mediados de 2003.

 

Y entre su staff se incluyen: Andreína Chávez Alava (ex-editora en jefe de Telesur Ecuador), Cira Pascual Marquina (profesora de la Universidad Bolivariana), Rachael Boothroyd (corresponsal de Telesur y colaboradora de Alborada) y Jessica Dos Santos (Actualidad RT y Épale Ccs, con tres premios de periodismo dados por los gobiernos de Chávez y Maduro), así mismo otros colaboradores y redactores oriundos de Estados Unidos, Reino Unido y Haití, que viven o han vivido por varios años en Venezuela.

 

Y entre sus colaboradores a la venezolana-estadounidense Eva Golinger, autora de Código Chávez, libro con teorías de conspiración sobre el asesinato de Hugo Chávez con armas nanotecnológicas, cuyas ideas se encuentran en gran parte de la red estudiada, gracias al apoyo especialmente dado por ActualidadRT, Telesur y Sputnik.

 

El equipo de Venezuelanalysis también está conformado por exfuncionarios como Reinaldo Iturriza López (exministro de Cultura y exministro de Comunas de Maduro entre abril de 2013 y enero de 2016 y exdirectivo del canal oficial Ávila TV) y Sergio Rodríguez Gelfenstein, exdirector de Relaciones Internacionales de la Presidencia de Venezuela, exembajador de Venezuela en Nicaragua, exdirector general de la Oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de la Cultura, columnista en Misión Verdad y usual comentarista como analista internacional en Sputnik Mundo, que también publicó una entrevista contando su experiencia guerrillera sandinista en Nicaragua.

 

Sergio tiene dos hermanos muy cercanos al poder.

 

Mauricio, quien ocupó una larga lista de cargos durante los gobiernos de Chávez según este perfil en Poderopedia Venezuela, llegando a ocupar el Ministerio de Comunicaciones por unos meses, pero antes estuvo en cuatro viceministerios y dos direcciones generales en viceministerios. Fue Jefe de la Misión Diplomática de Venezuela en España hasta diciembre de 2022, cuando fue nombrado encargado de negocios de la embajada en Madrid.

 

Y el otro hermano es Iván, que según reportajes de investigación de Palmetto Business Daily y ArmandoInfo, el dueño de haras de entrenamiento y cría de caballos en Florida, Gelfenstein Farm, está presuntamente implicado en casos de corrupción como contratista de alimentos con Mercal y un entramado internacional de lavado de dinero, según la filtración de los FinCen Files – HSBC, realizado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ICIJ.

 

Todo mientras sus hermanos ocupaban cargos públicos en la administración de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

 

Venezuelanalysis hizo una entrevista a Jesús Santrich, comandante de las disidencias de las FARC escondido (y finalmente asesinado) en Venezuela, que también se puede encontrar traducida al español en el sitio de la Red de Solidaridad Sueca con Venezuela.

 

Lo de Venezuelanalysis no termina todavía, al contrario, revela la operación de diplomacia comunicacional que enreda a funcionarios actuales y pasados. Una guerra por la narrativa con experiencia rusa.

 

El co-fundador de Venezuelanalysis, el sociólogo germano-estadounidense Gregory Wilpert, vivió en Venezuela entre 2000 y 2008, fue coordinador de la web de Telesur English website en Ecuador hasta septiembre de 2015, trabajó entre 2016 y 2020 en The Real News Network y desde marzo de 2020 es el editor adjunto del think tank Institute for New Economic Thinking en Nueva York. Es un analista usualmente consultado por medios rusos como ActualidadRT.

 

En 1997 contrajo nupcias con la venezolana Carola Josefina Delgado Arria, licenciada en Letras de la Universidad Central de Venezuela, quien en noviembre de 2008 fue nombrada Cónsul General en Nueva York según Gaceta Oficial No. 39.057 mientras Wilpert era profesor de Ciencias Políticas en Brooklyn College. En 2011 Delgado Arria fue electa coordinadora de la Coalición de Cónsules Latinoamericanos en Nueva York. Es citado incluso como testigo de los sucesos del 11 de abril en el documental “Al sur de la frontera” de Oliver Stone. Entonces su esposa era empleada de Pdvsa.

 

En 2014 la diplomática fue designada Embajadora en Ecuador y Wilpert se va a dirigir el sitio web de Telesur en inglés a Quito. Ella fue expulsada del país en octubre de 2018 por orden del presidente Lenin Moreno después que el entonces Ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, dijo que Moreno “mentía” e “inflaba las cifras de la migración”.

 

 

En octubre de 2021 Resumen Latinoamericano la entrevistó para opinar sobre las elecciones presidenciales y parlamentarias en Ecuador. Acá puede leerse la republicación en la web del PSUV.

 

Para crear a Venezuelanalysis, Wilpert se asoció con Martín Sánchez, exestudiante de Informática de la Universidad Central de Venezuela y cofundador de Aporrea, uno de los primeros sitios de divulgación de noticias, opinión e información de apoyo a la Revolución Bolivariana, esencial durante el golpe de 2002 y que luego tuvo sus choques con el poder por sus posturas críticas. Hoy Martín aún critica a Maduro desde su Twitter, donde no comparte contenidos de Venezuelanalysis. Migró a mediados de los 90 con su familia a Estados Unidos, donde de 2004 a 2011 ocupó los cargos de Cónsul General en Chicago y San Francisco. En una entrevista con ZMag, Wilpert reveló que recibió fondos del Ministerio de Cultura y que tuvo una alianza breve con Telesur.

 

Esto es similar a lo reseñado en un informe de agosto de 2020 del Global Engagement Center (GEC) del Departamento de Estado, dedicado a contrarrestar la desinformación y propaganda extranjeras, titulado “Pilares del Ecosistema de Desinformación y Propaganda de Rusia”. Los autores del documentado llamaron “fertilización cruzada” al intercambio de columnistas y redactores en distintos sitios chinos y rusos que simulaban ser medios independientes o estadounidenses. Pero en el caso venezolano estamos hablando de personas que trabajan o trabajaron para el Estado Venezolano.

 

Venezuela Information Office

 

Durante los sucesos del 2002 la comunicación popular fue esencial para el gobierno de Hugo Chávez. El “radio bemba”, las emisoras comunitarias, los panfletos e incluso canales como Vive TV jugaron un papel esencial en compartir una narrativa alternativa a la que se presentó por los principales medios de comunicación de Venezuela y el mundo.

 

Y en Internet, cuando aún no era preponderante, el portal Aporrea fue punta de lanza en el naciente ecosistema digital, que sin redes sociales estaba aún dominado por tecnologías como los foros digitales y los blogs.

 

De esa experiencia nació la necesidad de expandir estas plataformas comunicacionales en el exterior, lo que llevó a la creación de la Venezuela Information Office (VIO), una firma privada que funcionó como agencia de relaciones públicas financiada por la embajada de Venezuela en Estados Unidos. Esto porque el marco legal obliga a todo gobierno extranjero que quiera influir en Estados Unidos a hacerlo mediante una firma intermediaria. Y para eso recurrieron a amigos conocidos.

 

Gregory Wilpert era parte del equipo en Venezuela de los “reality tours” de Global Exchange, una organización de derechos humanos de Estados Unidos que llevaba a activistas estadounidenses a Venezuela “para ver la verdad del país”.

 

Global Exchange, con mucha experiencia en protestas y agitación por diversas causas sociales en Estados Unidos, fue contactada por la Embajada de Venezuela para la creación de la VIO. Una relación que no se disimula en Venezuelanalysis, ya que Wilpert entrevistó a Deborah James cuando aún era Directora de Comercio Justo de Global Exchange en octubre de 2003.

 

James fue la primera directora de la Venezuela Information Office, según un artículo de The Center For Public Integrity, un centro independiente de periodismo investigativo, premiado con el Premio Pulitzer, que habló con la activista estadounidense.

 

La estadounidense explicó a Public Integrity que cuando obtuvo el nuevo cargo, separaron completamente su trabajo con Global Exchange, y que se animó a este nuevo cargo porque ella sentía que Venezuela tenía la necesidad de establecer un canal de difusión de información confiable en inglés, ya que existían varios pero sólo en español, salvo el trabajo de VenezuelaFOIA de Eva Golinger.

 

Para eso Nathan Converse, encargado de comunicaciones, le escribió correos a decenas de periodistas y funcionarios estadounidenses como consta en la inscripción de la VIO, en agosto de 2004 por la Ley de Agentes Extranjeros de Estados Unidos (FARA). En el documento se señala como dirección 733 15th street NW, Suite 932, Washington DC 20005 – 2112, que corresponde a una habitación del hotel Bluebird Suites, a escasos metros de la Casa Blanca.

 

En la lista de agentes de la VIO además de Deborah James como directora y Nathan Lord Converse (ahora en la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal) como coordinador de Comunicaciones aparecen Robert Naiman como Analista senior de Políticas; Jo Ellen Chernow como Coordinadora de Educación Pública; Stacy Elizabeth McDougall, Eric S. Wingenter como Director de Educación Pública y Isaura Gilmond. Así mismo, un presupuesto de medio millón de dólares “por los primeros seis meses.

 

En esa misma época Hugo Chávez nombró a Andrés Izarra como Ministro de Comunicaciones, quien venía de trabajar en CNN y ser agregado de prensa de la Embajada en Washington. Después Izarra sería nombrado presidente de Telesur, en un continuum de la misión de mejorar la imagen internacional del gobierno.

 

Izarra defendió a la VIO en su momento, después que un reportaje de El Universal revelara que usaba su presupuesto para pagarle a analistas y periodistas para escribir a favor de Venezuela. El ministro sólo dijo que era una gran mentira, que sólo habían comprado publicidad en algunos diarios pero que la oficina era una necesidad.

La relación con los “portales de la mentira” se encuentra en este artículo de septiembre de 2008 en la revista Monthly Review firmado por la VIO que ataca un informe de Human Rights Watch sobre los sucesos de 2002, vale notar, una semana después que Wilpert entrevistara a James en Venezuelanalysis para hablar sobre Venezuela desde el punto de vista de una activista social de Estados Unidos.

 

Aún así, en mayo de 2004, antes de la inscripción formal ante el gobierno de Estados Unidos, la VIO firmó como autor una respuesta a un artículo crítico de The Washington Post con el gobierno de Hugo Chávez. También tienen un artículo de 2006 firmado por Eric Winteger sobre el viaje a Venezuela de TransAfrica Forum, la ONG del actor Danny Glover, y otro de Megan Morrissey, quien trabajó en la VIO entre 2006 y 2009 para luego trabajar como asesora de comunicaciones de la embajada venezolana entre 2011 y 2014, según su LinkedIn.

 

Pero la oficina ya existía un poco antes, según el libro “La comunicación bajo asedio: Balance de 17 años” del investigador Marcelino Bisbal, que asegura que la Venezuela Information Office nació en julio de 2003 con la intención de “evitar una intervención de los Estados Unidos”, y que esta misión propagandística que luego se extendió con Telesur y La Radio del Sur, lo que coincide con los cambios de cargos de Izarra: desde la embajada en Miami, al Ministerio de Comunicaciones a Telesur.

 

Un detalle más sobre esta coordinación internacional intencionada.

 

En agosto de 2004 la VIO publicó una investigación (como recogió Aporrea y Cuba Debate) que aseguraba que había pruebas de los planes de Estados Unidos para derrocar a Chávez como se hizo con Salvador Allende en Chile. Una tesis que difundió Declassified UK en 2021 en el cual hicieron una equivalencia entre el apoyo financiero de Reino Unido a una coalición anti-corrupción en Venezuela al golpe de Pinochet contra Allende, acusando falsamente a Efecto Cocuyo y Radio Fe y Alegría de “recibir un millón de dólares” como “mercenarios de la información”. Una desinformación que fue esparcida por toda la red en español.

 

Mudanza y rebautizo

 

Un reportaje de El Mundo Economía y Negocios reveló que en 2008 la VIO se mudó a Florida y se cambiaron el nombre a Latin America Information Office, lo que permitió conseguir nuevos clientes como la senadora colombiana Piedad Cordoba, relacionada con el empresario colombiano Alex Saab.

 

Este cambio de nombre llevó a que abandonaran la cuenta de Twitter, que publicó por última vez en noviembre de 2009. Aún así se puede leer cómo promocionaban que venezolanos fueran a estudiar en el exterior con Global Exchange, la ONG a la que la embajada acudió para crear la VIO.

 

Por otro lado, según la FARA, en esta rebautizada LAIO estaban registrados como empleados Megan Morrisey (que no lo colocó en su LinkedIn), Isaura Gilmond (que venía de la VIO), Jessica Coates, Jennifer Schuett, John Alexander Main y Olivia Goumbri como directora ejecutiva, quien luego pasó a ser asesora de la embajada de Venezuela hasta 2014, de nuevo, según recoge su perfil de LinkedIn.

 

La cuenta de Twitter de la LAIO, con exactamente el mismo estilo para publicar, también está abandonada desde enero de 2010.

 

Hay más evidencia de su relación. Ambas, VIO y LAIO aparecen como firmas de lobby que representan o representaron a Venezuela en el Congreso de los Estados Unidos entre 2003 y 2004, junto a Leonardo Flores (Code Pink y varios portales acá reseñados en este reportaje) y Olivia Goumbri, la entonces directora de la LAIO.

 

Así se ve más claro el trabajo de estos sitios webs como la evolución de lo que intentaba la VIO hasta que los cambios en las leyes de ese país tras el atentado a las Torres Gemelas impidió hacerlo de forma tan vedada a partir de 2011: una operación de influencia en Estados Unidos para mejorar la imagen del gobierno usando una mezcla de activistas sociales de Estados Unidos y funcionarios consulares venezolanos que ahora se esconde en portales falsamente independientes.

 

Sigamos la madeja

 

En Venezuelanalysis destacamos la nota “What Does the Sale of Venezuelan Oil in Currencies Other Than the US Dollar Mean?” de septiembre de 2017, la cual según los créditos es una nota originalmente publicada en español por Misión Verdad pero traducida por “Tortilla Con Sal” para Telesur English.

 

La nota no aparece en la web de Telesur English cuando se hacen búsquedas dentro del sitio como hicimos antes para hallar las dos notas de Misión Verdad republicadas, mientras que el perfil de Tortilla Con Sal sólo se consigue en caché web, es decir, fue borrada de la web de Telesur, aunque todavía aparece como autor en Telesur en español, sin notas publicadas.

 

En ambos casos describen a Tortilla Con Sal (traducción nuestra) como “un colectivo anti-imperialista basado en Nicaragua produciendo información en varios formatos sobre asuntos nacionales, regionales e internacionales. En Nicaragua trabajamos de cerca con organizaciones comunitarias de base y cooperativas. Apoyamos decididamente las políticas de desarrollo nacional soberano e integración regional basadas en la paz y la solidaridad promovida por los países miembros del ALBA” (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, fundada por Cuba y Venezuela).

 

En Tortilla Con Sal se encontró una nota donde se justifica la invasión rusa a Ucrania bajo las narrativas oficiales de propaganda y desinformación rusas de agresión del ejército ucraniano contra su propia población rusófona y el presunto neonazismo infiltrado en el gobierno de Kyiv.

 

También hay contenidos de Global Research en defensa del régimen sandinista de Daniel Ortega e invitaron a un evento realizado el 28 de agosto de 2022 para contrastar las ideas de la Cumbre de las Américas y la CELAC. Entre los patrocinantes, Venezuelanalysis y Orinoco Tribune.

 

Conexión haitiana

 

Lo que añade una nota de misterio es que la nota de Misión Verdad aparece como no disponible. Sin embargo, gracias a la red de redifusión, podemos encontrar otro nodo: Montray Kréyol, un sitio de origen haitiano, que la republicó en septiembre de 2017.

 

Montray Kréyol, el cual se define como (traducción nuestra) un “sitio para la defensa de las lenguas y culturas criollas de las Américas y el Océano Índico” tiene decenas de notas de apoyo al gobierno de Maduro en Venezuela que permiten abrir impresionantemente el abanico de las republicaciones en francés, español y créole haitiano.

 

Entre los sitios que son republicados por Montray Kréyol están los medios venezolanos, cubanos y haitianos Últimas Noticias, Cuba Debate, AlbaCiudad, Granma, Rezo Nodwes (que cita a Global Research) y Revolution Permanente (que es parte de la red internacional Izquierda Diario, conformada por 15 diarios en siete idiomas e impulsada por la Fracción Trotskista por la Cuarta Internacional, que reúne a varios partidos trotskistas del mundo y de la que forma parte la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) de Venezuela).

 

En la página web de la LTS puede verse una postura de oposición tanto al gobierno de Maduro como a la oposición a éste, denuncian la invasión a Ucrania mientras también critican a la OTAN. Incluso en 2008 ya criticaban al gobierno de Hugo Chávez por sus posiciones en contra de la lucha sindical.

 

Esto revela, desde la Internacional Progresista hasta la Liga de Trabajadores por el Socialismo, como estos contenidos de propaganda política, narrativas desinformantes y “fuentes creíbles” logran una expansión de sus contenidos gracias a la solidaridad ideológica que no logra percibir la estrategia de coordinación detrás, ayudando a distribuir también desinformación anti-ciencia y apoyo a violadores de derechos humanos.

 

Nodos al infinito

En esta investigación se encontraron muchas más relaciones y medios que se entrelazan entre sí, como reflejamos en el mapa interactivo de relaciones. Para ahorrar espacio de texto, evitando hacerlo innecesariamente largo ya que se ha demostrado la relación entre grupos de activismo, Estados y medios presuntamente independientes, sólo aparecen en el gráfico interactivo con las relaciones con medios a quienes citen, republican o hagan referencia sistemática en sus sitios.

 

Algunos de estos son Red Radio VE (que publicaron en su Instagram la entrevista que Max Blumenthal le hiciera a Maduro), Diario VEA, Contra Hegemonía Web de Argentina, Prensa Rural, Crónica Digital de Chile, las veteranas Red Voltaire y Rebelion.org (que hacen traducciones en más de una docena de idiomas), Cuba Informazione, Hispan TV (propiedad del gobierno de Irán para un público latino en EEUU, Hispanoamérica e Irán) o Geopolitical Economy, así como sitios altamente cuestionables como MintPress, por su publicación de teorías de conspiración, propaganda pseudo-científica anti-Israel, pobre uso de fuentes, falsa verificación y desinformación.

 

Todo creando una nube tan densa, autorreferenciada y profunda que hace muy complicado seguir la línea de citas, referencias y republicaciones para llegar al original en el idioma inicial mientras crea una experiencia de diversidad y comunidad que en medio de los hábitos de consumo de información en Internet, veloz y superficial, dificulta determinar si el artículo que estoy leyendo fue publicado por un sitio controlado por un diplomático venezolano porque luego fue replicado una y otra vez, hasta llegar a mi pantalla.

 

Todo esto en medio de un país censurado, con cada vez menos medios libres, lo que permite que la impronta de la propaganda y la desinformación sean más profundas que la información veraz.

 

Este trabajo forma parte de las entregas de la Coalición Informativa “C-Informa”, equipo periodístico venezolano que tiene como objetivo hacerle frente a la desinformación y está integrado por Medianálisis, Efecto Cocuyo, El Estímulo, Cazadores de Fake News y Probox con el soporte del Consorcio para Apoyar el Periodismo Independiente en la Región (CAPIR) y la asesoría de Chequeado de Argentina y DataCrítica de México.

Ver todas las publicaciones
  • Otros contenidos relacionados

  • 01

    #LikesDeMentira: La manipulación detrás del supuesto baneo en redes a Maduro

    La nueva estrategia del régimen venezolano que busca viralizar la falsa censura en redes sociales

    Leer más
  • 02

    Resistencia en las redes: La sociedad civil nicaragüense frente a la "Ley de Paz" de Ortega

    La respuesta por el 2018 es una "Ley de Paz"

    Leer más
  • 03

    Venezuela se incendia mientras el oficialismo responsabiliza al fascismo

    En alianza entre ProBox y Efecto Cocuyo

    Leer más
  • 04

    Sin voz ni voto: la ley que perpetúa el autoritarismo en Venezuela

    Miedo, represión y más censura. La Ley contra el fascismo es la nueva carta de Maduro para seguir consolidando su modelo autoritario en un país que espera y anhela unas elecciones democráticas

    Leer más
  • 05

    Régimen de Ortega-Murillo impulsa Ley para monitorear aún más lo que ven los nicaragüenses

    El régimen se sacó una nueva Ley de la manga para controlar (aún más) lo que ven y con quién hablan sus ciudadanos.

    Leer más
  • 06

    Miss Universo Nicaragua: el régimen de Ortega ataca a las mujeres

    Alabada por nicaragüenses, desterrada por Ortega

    Leer más
  • Suscríbete

    Suscríbete a nuestro informe semanal

    Suscríbete