Activismo digital: 4 pasos para organizar una campaña en redes

Activismo digital: 4 pasos para organizar una campaña en redes

Publicado el 19 Feb 2024

¡Haz que tu causa sea más visible en redes sociales!

Las redes sociales se han convertido en la vía de comunicación de preferencia para encontrar información, emitir opiniones y visibilizar diferentes realidades, disponibles para el consumo de casi todo el mundo.

 

Para muchas causas y organizaciones sociales, el ciberactivismo es una práctica esencial para generar un mayor alcance en redes sociales, en especial en contextos donde los canales de información tradicional están limitados y los espacios cívicos físicos se vuelven cada vez más peligrosos.

 

El activismo digital se alza así como una bandera contra los regímenes que con grandes aparatos comunicacionales logran intoxicar con sus narrativas la conversación digital en países como Venezuela, Cuba y Nicaragua.

 

En medio de la lucha digital entre David y Goliat, los activistas digitales pueden valerse de varios recursos para lograr que los temas que quieran resaltar tengan una mayor visibilidad.

 

Una campaña digital paso a paso

 

 

Desde ProBox te invitamos a seguir cuatro pasos básicos para lograr que una campaña de activismo digital sea efectiva

 

1. Definición del tema y causa a visibilizar

Para garantizar que la campaña online sea exitosa, es imprescindible definir qué se pretende exponer en la red y cuál es el objetivo que se desea alcanzar.

Por ejemplo, si se realiza una denuncia por violación a los derechos humanos, lo que se pretender visibilizar son los hechos que atentaron con ese derecho y el objetivo puede ser sumar más personas a la causa o ganar la atención de una entidad internacional pertinente como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

2. Creación de consignas y etiquetas (#)

Uno de los errores que más se comete en las campañas en línea es el uso de múltiples consignas o frases y por consiguiente, de múltiples etiquetas o hashtags para identificar la denuncia o causa a exponerse.

Al tener muchos aspectos a difundirse, se corre el riesgo de diluir el mensaje y el tema principal. Por ello se recomienda limitarlo a una etiqueta simple, máximo 2, que sean fáciles de escribir e identificar.

3. Definición de mensajes

La creación de mensajes predeterminados para campañas masivas es lo recomendable para garantizar que el objetivo y la narrativa sea cohesiva, sin embargo, se recomienda evitar el copy paste de mensajes para no ser identificados como campañas de spam o contenido falso en las plataformas digitales; y que por ende, se vea perjudicado el alcance de la campaña.

Para que la conversación sea definida como orgánica, es importante basarse en un mensaje central pero con diferentes variaciones en el mensaje para que no se repitan de forma constante.

4. Referencia a entidades vinculantes

Para asegurar la visibilidad con propósito de la campaña social, es importante referenciar, etiquetar y enviar los mensajes a entidades que puedan sumar o apoyar la causa.

Lo ideal es averiguar qué ONG o grupos se vinculan a la causa y crear alianzas para replicar y aumentar la difusión de contenido.

Recuerda que en la época de redes sociales, el activismo para la lucha por los derechos de los ciudadanos no solo se genera en las calles, sino también en los canales digitales.

 

Para más información sobre manipulación sociopolítica en redes puedes seguirnos en todas las redes sociales como @ProBoxVE.

Ver todas las publicaciones
  • Otros contenidos relacionados

  • Suscríbete

    Suscríbete a nuestro informe semanal

    Suscríbete